El Barça tiene preparada una oferta de renovación para Araujo

El club quiere mejorar y ampliar el contrato del uruguayo y su representante viajará a Barcelona en un par de semanas

El central hizo un partido descomunal ante el Benfica. "Sus ganas de aprender le han llevado al primer equipo", dice sobre él Pimienta

El uruguayo anotó el 1-0 con un gran gol a centro de Jordi Alba, pero el colegiado lo invalidó por fuera de juego | TELEFÓNICA

Xavi Hernández apostó por jugar con tres centrales contra el Benfica y uno de los elegidos fue Ronald Araujo. Necesitaba un central rápido, contundente, corrector y quien mejor que el uruguayo para realizar esa función.

El partido del joven defensa de 22 años fue descomunal. Rápido en todas sus acciones, fue muy superior a los delanteros lisboetas, ganando todos los duelos. Recuperó nueve balones, no perdió ninguno y despejó siete veces la pelota. Además, aportó en ataque, con dos remates a portería y un buen centro al área. De hecho, su gran actuación no fue de matrícula por centímetros, los que impidieron que el gol que marcó en los últimos minutos no subiese al marcador por fuera de juego. Ya lo había celebrado el uruguayo por todo lo alto cuando el asistente levantó el banderín, una celebración que le provocó unos calambres que le llevaron al banquillo.

LAS GANAS DE APRENDER

“Es un defensor excelente. Cuando llegó al Barça ya lo era. Es rápido, fuerte, contundente, agresivo, va bien de cabeza”. Así define Francesc Xavier García Pimienta a Ronald Araujo. El técnico catalán dirigió dos años al uruguayo en el filial blaugrana y destaca su velocidad tanto a campo abierto como en espacios cortos. “Me recuerda a Puyol. Es una lapa en espacios cortos. Superarle es difícil con un regate, pero si algún delantero lo logra, ya puede disparar rápido. Porque si no lo hace, volverá a tenerlo delante en un segundo. Y a campo abierto es insuperable porque es muy rápido, más que Puyol. Cuando corre a tu lado es como si viniese un búfalo”. Araujo llegó al Barça siendo ya un gran defensor, pero ha mejorado mucho con el balón en los pies. “Cuando llegó, teníamos claro que, por sus cualidades en defensa, sería futbolista profesional, pero no sabíamos si lo sería en el Barça. Debía mejorar a nivel táctico y técnico y aquí apareció él. Tiene muchas ganas de aprender. Atendía, se quedaba a hacer trabajo individual, miraba vídeos. Y mejoró tanto la salida del balón que pensamos que sí podía llegar. Y ahí está”, explica un García Pimienta que también destaca la personalidad del uruguayo. “Es una de las mejores que he conocido. Es agradecido y reconoce el trabajo de los que le ayudan. Su origen humilde hace que no se le suban los humos”, dice el entrenador catalán, que asegura que Araujo todavía mejorará más. “Puede hacerlo y lo hará. La conducción, dividir, encontrar al hombre libre. Ahí tiene margen de mejora”, dice del uruguayo, que debutó con Valverde, jugó 33 partidos la temporada pasada con Koeman y lleva trece este curso entre el propio Koeman y Xavi. Podría haber jugado más, pero ha sufrido tres lesiones en las dos últimas temporadas, dos musculares y un esguince de tobillo. Pimienta lo atribuye a la mayor presión y al hecho de haber empezado a ir convocado con la selección de su país, con más partidos y largos viajes.

OFERTA DE RENOVACIÓN

El extécnico del filial cree que el Barça tiene en Araujo un central para muchos años. “Debería jugar aquí toda su carrera. No recuerdo muchos casos como el suyo. De un jugador que llega al primer equipo después de haber sido fichado para el filial”. Su calidad y futuro también son apreciadas en la dirección deportiva. Es por ello que internamente ya se está preparando una oferta de renovación de su contrato, que acaba en el 2023, que incorporará una mejora de ficha para el uruguayo. La intención es convocar a su representante, Flavio Perchman, en un par o tres de semanas para trasladarle la oferta. Están seguros en el club que no habrá ningún tipo de problema para que Araujo alargue su contrato porque está muy contento con el protagonismo que tiene y va a tener y agradecido por la apuesta que en su día hizo el Barça por él cuando le fichó en el 2018 por 1,7 millones de euros fijos más cinco variables del Boston River tras una recomendación que Sergio Cabrera, padre del jugador del Espanyol, Leandro Cabrera, hizo a Ramon Planes, ya exsecretario técnico del Barça.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil