El Barça, en manos de Xavi

El empate ante el Espanyol encendió las alarmas y la derrota frente al Atlético fue el detonante, haciendo cambiar de opinión a Bartomeu

Abidal y Grau están en Qatar a la espera de que hoy Xavi tome su decisión. Si es sí, mañana ya viajaría a Barcelona

Xavi: No puedo ocultar que uno de mis sueños sería entrenar al Barça | Perform

Hasta los acérrimos defensores de Ernesto Valverde dan su brazo a torcer. El Barça no puede seguir así y necesita un revulsivo. Xavi es el elegido.

La Supercopa de España de Arabia Saudita ha sido el detonante, pero no la primera y única razón por la que incluso los más acérrimos defensores de Ernesto Valverde ya han perdido la confianza y la fe en el actual técnico del FC Barcelona. De hecho, todas las luces de alarma se encendieron en Arístides Maillol y en el Camp Nou después del inadmisible empate del equipo en Cornellà-El Prat frente al RCD Espanyol. La directiva azulgrana abogaba ya por un cambio de rumbo. Y los pesos pesados del equipo, también. Pedían un revulsivo. Bartomeu, entonces, era partidario de aguantar a Valverde hasta final de temporada.

Sin embargo, la derrota, y cómo se perdió, ante el Atlético en la Supercopa de España, fue la gota que colmó el vaso de la paciencia. Un Barça que, como en tantos otros partidos, fue incapaz de mantener la regularidad que se le exige a un equipo que quiere ser campeón. Imposible así.

El viernes

Por eso, este viernes se precipitaron los acontecimientos. Con el beneplácito de Josep Maria Bartomeu, al que hicieron cambiar de opinión sus directivos más cercanos y algún que otro ‘peso pesado’ del vestuario a título personal, autorizó que su CEO, Oscar Grau, y el director deportivo, Eric Abidal, viajaran desde Arabia Saudita hasta Doha (Qatar) para reunirse con Xavi Hernández.

En el portafolios, una propuesta concreta para el genio de Terrassa: lo que resta de esta temporada y dos más. Es decir, liderar la revolución deportiva que se avecina.

El exjugador del Barça está halagado y algo confuso a la vez, porque se mezclan en su cabeza deseos contradictorios. Por un lado, el honor de poder volver al Camp Nou por la puerta grande como primer entrenador, su gran sueño. Por otro, las dudas de pensar si realmente está preparado para subirse a este tren en marcha y, también, el probable sentimiento de culpa por dejar a su actual club, el Al-Sadd, ‘colgado’.

Hoy, la decisión 

En cualquier caso, Xavi les ha pedido a Abidal y Grau unas horas para pensárselo, porque la respuesta puede cambiar el rumbo de su vida, tanto deportiva como personal. Quiere hablar primero largo y tendido con su mujer, sus padres y sus hermanos. Y también, por supuesto, con los responsable del Al-Sadd.

Los emisarios del Barça le han pedido que este domingo les de una contestación definitiva. Si la respuesta es sí, Xavi podría viajar mañana lunes a Barcelona para ser presentado.

Si no es así, el Barça buscaría una solución interina hasta final de temporada. Incluso, podría ocurrir que siguiera Valverde hasta junio a la espera de Xavi. Sin embargo, esa no es la idea. Además, Ernesto Valverde está muy enfadado por cómo han transcurrido las últimas horas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil