Eduard Romeu: “Necesitamos 500 millones para salvar al Barcelona”

Eduard Romeu: “Necesitamos 500 millones para salvar al Barcelona”

Eduard Romeu repasa con SPORT la delicada situación económica del Barça | JAVI FERRÁNDIZ

La situación económica del Barça sigue siendo “un drama”, según el vicepresidente económico del Barça, pero tiene solución

"Aceptar la oferta de CVC y LaLiga era dejar el club peor de como lo encontramos", reflexiona

El Barça sigue en crisis. El 16 de junio se celebrará otra Asamblea de Compromisarios importante para “poder resucitar a un muerto”, como explica en esta entrevista el vicepresidente económico del club, Eduard Romeu, que está seguro que la situación es reversible y que la solución nunca debe ser la conversión del Barça en SAD.

¿Cómo definiría la situación económica actual del club? 

Sigue siendo crítica, pero la ventaja respecto a hace un año es que sabemos donde estamos y tenemos el problema detectado. Sabemos cual es el drama.

¿Cuánto dinero se necesita para superar este drama?

El número que más daño hace es el del desequilibrio patrimonial. Los fondos negativos de 500 millones de euros. Se le podrían sumar unos 150 millones de pérdidas de este curso si no hiciésemos nada. Ya lo dije un día, si alguien me quiere hacer un hombre, que me de 500 millones. Es lo que necesitamos para salvar al Barça.

¿Y se pueden conseguir activando las famosas palancas?

Sí, pero estas palancas se deben dosificar bien porque no es un tema de caja, de dinero. Es un tema de foto. Sí se necesita dinero para realizar algunas actuaciones. No se pueden negociar algunas situaciones incómodas si no tienes dinero para pagar o liquidar la situación. Además, si necesitas reforzar el equipo porque no has conseguido los objetivos que tenías, necesitas dinero. 

¿La situación es solo culpa de la herencia de Bartomeu? 

La situación es la que es. Viene de la herencia. De las cosas que se han hecho y no se han hecho bien y de las que no se han hecho. Si hablamos del Espai Barça, que es imprescindible, provocará tres años con menos ingresos ordinarios, por ejemplo.

¿Se arrepienten de haber devaluado tanto a algunos jugadores el pasado verano, desde LaLiga dicen que se dispararon un tiro en el pie?

Sabíamos que era un ejercicio atrevido pero era necesario hacerlo para tener la foto exacta. Fueron 160 millones de euros en devaluaciones y en la primera operación que hemos hecho contra esta partida, como es la venta de Coutinho, hemos visto que aún nos quedamos cortos. Nos quedamos 17 millones cortos. Se demuestra que no era un cojín que nos habíamos inventado. Lo mejor era hacerlo, como ahora tenemos que atacar las mochilas que tenemos de sueldos diferidos y contratos crecientes que hacen que las temporadas vengan condicionadas por esto.

¿Cuánto dinero son estas mochilas?

Entre 120 y 150 millones. Ahora hay que negociar de forma individual. No habrá café para todos. 

¿Cómo le explica al socio que deben ceder o vender activos? 

Estamos intentando resucitar a un muerto y tenemos la suerte de que el club tiene un potencial y una marca que hemos sabido ponerla en valor, un patrimonio inmobiliario y una serie de activos. Si el propietario del club no quiere salvar la situación poniendo dinero, nos debe permitir utilizar este patrimonio y este valor para poder resucitar.

Dos palancas son BLM y Barça Studios. ¿Cómo está la situación con ellas?

La de Barça Studios está habilitada, tenemos ofertas, pero no nos gustan. Debemos utilizar las otras, que son BLM y los derechos de televisión. Hay que poner en competencia a los diferentes interesados en estas dos palancas. Por BLM tenemos una oferta de 275 millones de euros. Es una buena oferta si tenemos en cuenta que se había valorado a todo lo que era Barça Corporate en 200 millones de euros, pero para nosotros es insuficiente. Para conseguir más dinero necesitamos tiempo, que es la gran espada de Damocles que tenemos. Tiempo y paciencia.

¿La urgencia más grande es intentar cerrar este ejercicio sin pérdidas?

Es una de nuestras prioridades. Tras tres ejercicios seguidos con pérdidas, hay que revertir la situación. Es importante trasladar al mercado que cuando decimos una cosa, la hacemos. Nos dará credibilidad para proyecciones futuras. 

Lo más fácil era aceptar la oferta de CVC y LaLiga por los derechos de televisión. ¿Por qué vuelven a decir que no? 

Era lo más fácil porque nos permitía acabar con el desequilibrio patrimonial, pues entre las dos ofertas de CVC, la de LaLiga Impulso y otra que habíamos negociado nosotros a parte eran 540 millones. Dos ofertas que eran vinculantes. Hubiésemos hecho en un año lo que teníamos previsto hacer en cinco. Nos hubiésemos plantado en la Asamblea y hubiésemos triunfado. Pero era dejar el club peor de como lo recibimos. ¿Por qué hemos de pagar deuda por encima del 10% cuando nosotros hemos conseguido deuda a un interés por debajo del 2%?

¿El no es definitivo?

Sí. Por parte nuestra, a pesar de todas las presiones que hemos recibido y el tema del fair play que siempre debemos tener presente, es una mala operación. Desde la parte económica es un tema zanjado y creo que el presidente ha sido muy claro.

Temas