El doble rasero de Competición con el Barça

El doble rasero de Competición con el Barça

 Damián Suárez fue expulsado por golpear a un rival y solo le cayó un partido de sanción | LALIGA

Damián Suárez fue sancionado con solo un partido por una acción idéntica a la de Sergi Roberto, en el reciente Getafe - Girona

El colegiado también era Hernández Hernández y el redactado del acta, casi calcado, pero Competición ha aplicado artículos distintos para sancionar

La imparcialidad del Comité de Competición de la RFEF ha quedado en entredicho a raiz de la desproporcionada sanción de cuatro partidos impuesta a Sergi Roberto por su expulsión en el pasado FC Barcelona - Real Madrid.

El organismo federativo ha considerado la acción de Sergi Roberto a Marcelo como una agresión, aplicándole el artículo 98.1 del reglamento de la RFEF que estipula sanciones de entre cuatro y doce partidos.

La decisión contrasta con la sanción aplicada hace tan solo seis días al lateral del Getafe Damián Suárez, por una acción muy parecida sobre Cristhian Stuani durante el reciente Getafe-Girona.

Competición consideró la acción del defensa azulón como violencia en el juego, aplicándole el artículo 123.1 que estipula sanciones de entre uno a tres partidos.

El colegiado del Getafe - Girona también fue Alejandro José Hernández Hernández y el redactado del acta, casi idéntico, lo que deja en evidencia el doble rasero que Competición aplica al Barça.

En el acta del FC Barcelona - Real Madrid, Hernández Hernández redactó: "En el minuto 44, el jugador (20) Roberto Carnicer, Sergi fue expulsado por el siguiente motivo: Golpear a un adversario con su brazo, con el uso de fuerza excesiva, no estando el balón a distancia de ser jugado".

En el acta del Getafe - Girona, el redactado fue: "En el minuto 44, el jugador (22) Suárez Suárez, Damián Nicolás fue expulsado por el siguiente motivo: Golpear a un adversario con el brazo en la cabeza con uso de fuerza excesiva, no estando el balón a distancia de ser jugado".

El agravio comparativo nos lleva al mismísimo Marcelo, al que Competición sancionó en la jornada tres con solo dos partidos por propinar una patada al levantinista Lerma, considerando la acción, como en el caso de Damián Suárez, como violencia en el juego y no agresión.

Curiosamente, Hernández Hernández también era el colegiado de aquel encuentro. Y en el acta reflejó: "En el minuo 89, el jugador (12) Vieira Da Silva Junior, Marcelo fue expulsado por el siguiente motivo: dar una patada a un adversario en la espalda, no estando el balón a distancia de ser jugado. Apelación reduciría aún la sanción a un único partido.

Con estos precedentes, el Barça ya tiene preparado un recurso que Apelación debería considerar para rebajar la sanción de Sergi Roberto a un único partido.