El día que el Eintracht de Frankfurt hizo historia en la Copa de Europa

HISTORIA SPORT

El día que el Eintracht de Frankfurt hizo historia en la Copa de Europa

El Madrid se impuso al Eintracht en la final de 1960
El Madrid se impuso al Eintracht en la final de 1960 | sport

Fue el primer equipo alemán en alcanzar una final europea, la de 1960: fue la final con más espectadores de la historia

El partido acabó 7-3: sigue siendo la final de la Copa de Europa con más goles de la historia

La final de la Copa de Europa de 1960 enfrentó en Glasgow al Real Madrid y al Eintracht de Frankfurt (próximo rival europeo del Barça) en un partido que acabaría pasando a la historia.

El partido concluyó 7-3 a favor del Real Madrid: Puskas marcó cuatro goles y Di Stefano, tres. Y eso que empezó marcando el equipo alemán, en una final vista en directa por 127.000 espectadores en el estadio Hampden Park de Glasgow. Sigue siendo el récord de espectadores en un partido de competición europea.

La expectación estaba justificada: el Madrid había ganado las cuatro ediciones anteriores de la Copa de Europa y su prestigio en Europa ya era notable.

El Eintracht, por su parte, era el primer equipo alemán que llegaba a una final de un torneo europeo y su trayectoria hasta la final había sido brillante: dejó en el camino a Petrolul, Odense, Wiener y Glasgow Rangers, por un global de 12-4 y con un impresionante 3-6 en el partido disputado en Escocia, que contribuyó a alimentar la ilusión del público de Glasgow por ver la final.

Un partido inolvidable

El partido fue un auténtico espectáculo: diez goles anotados (es la final de Copa de Europa con más goles de la historia), cuatro de Puskas y tres de Di Stefano, y eso que empezó marcando el equipo alemán por mediación de Kress. Pero el Madrid firma tres goles antes del descanso y ya en la segunda parte, el Eintracht se hunde.

El partido, según cuentan las crónicas, estuvo plagado de detalles técnicos: taconazos, paredes y exhibiciones de gestos poco habituales en la época. Hubo diez goles pero pudieron ser más porque se registraron seis remates a los palos. La prensa aplaudió el partido como el mejor disputado hasta la fecha, por encima incluso del 3-5 de Hungría en Wembley, siete años antes.

El partido quedó en la memoria de los aficionados, hasta el punto de que -como recuerda Alfredo Relaño en su libro '366 historias del fútbol mundial'- fue emitido por la BBC durante varias Navidades, hasta convertirse casi en una tradición en las islas británicas.

El Eintracht tuvo que esperar 20 años para volver a jugar una final europea: lo hizo en 1980, cuando ganó la Copa de la UEFA a otro equipo alemán, el Monchengladbach.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil