El día que el Dream Team arrasó en San Mamés... sin Cruyff

HISTORIA SPORT

En marzo de 1991, el Barça ganó 0-6 en Bilbao con cuatro goles de Stoichkov y sin Johan Cruyff, que había sido operado del corazón días antes

SPORT tituló en portada '¡Vaya Hristo en La Catedral!' y Clemente asumió la superioridad azulgrana: "¡Vaya meneo!"

Portada de SPORT del 11 de marzo de 1991
Portada de SPORT del 11 de marzo de 1991 | Sport

El Barça se juega su pase a los cuartos de final de la Copa en San Mamés, una plaza siempre complicada en la que sin embargo, el equipo azulgrana ha protagonizado grandes partidos. Quizá uno de los mejores -y de los más recordados- es el 0-6 que obtuvo en marzo de 1991, en plena génesis del Dream Team y curiosamente, sin el gran arquitecto de aquel equipo, Johan Cruyff.

El Barça acudía a Bilbao como líder de la competición, con cinco puntos más que el Atlético (las victorias aún se premiaban con dos puntos) y frente a un Athletic entrenado por Javier Clemente y que ocupaba la 14ª posición de la tabla.

Solo unos días antes, concretamente el 26 de febrero de 1991, Cruyff había tenido que ser operado de urgencia por una oclusión en una arteria. Los médicos aseguraron que tendría que guardar reposo durante dos meses y por supuesto, dejar el tabaco.

Solo un extranjero

Aquel domingo 10 de marzo de 1991, el Barça de Cruyff (sin Cruyff, su lugar en el banquillo lo ocupó Carles Rexach) jugó uno de sus mejores partidos. Ganó 0-6 con una alineación en la que solo aparecía un extranjero, que a la postre acabaría acaparando todos los focos.

Bakero pelea por un balón con Alkorta

| SPORT

El once inicial lo formaron Zubizarreta, Ferrer, Alexanko, Nando, Amor, Bakero, Eusebio, Stoichkov, Goikoetxea, Begiristain y Julio Salinas. En la segunda parte entraron Serna y Urbano.

El gran protagonista del partido fue Hristo Stoichkov, autor de cuatro goles. En el minuto 37 ya había anotado un 'hat trick'. El sexto gol también llevó su firma, desde el punto de penalti. El cuarto lo marcó Bakero y el quinto, Julio Salinas.

'¡Vaya Hristo en La Catedral!'

En portada, SPORT recurrió a un juego de palabras. '¡Vaya Hristo en La Catedral!'. Stoichkov vivía su primera temporada en el Barça y los cuatro goles que marcó en Bilbao le permitían liderar provisionalmente la tabla del Pichichi, aunque al final de la Liga el premio al máximo goleador se lo llevó Butragueño, autor de 19 goles. El búlgaro del Barça se quedó en 14 goles.

"La máquina está en buenas manos"

Rexach fue el encargado de valorar el partido en la rueda de prensa posterior. "De diez ocasiones marcamos seis goles, creo que el porcentaje no está nada mal", aplaudió.

"Creo que la máquina está en buenas manos, pero si ha visto algo malo, espero que me lo diga", bromeó el segundo entrenador del Barça cuando le preguntaron por la opinión de Cruyff, que vio el partido desde su casa de Barcelona.

Por su parte, en su análisis del partido, Javier Clemente fue sincero: "Ha sido un meneo", concedió. "El Barça es el equipo más rápido de la última década, un huracán", dijo.

Los caramelos de Johan

Al día siguiente, Cruyff se reencontró con sus jugadores. Visitó las instalaciones del Camp Nou tras el entrenamiento ("si todos los jugadores fuesen a visitarlo a él a casa, sería como un desfile", había prevenido Rexach) y felicitó a los futbolistas.

Antes de volver a casa, charló con los periodistas y les comentó que, obligado por los médicos a dejar el tabaco, se estaba acostumbrando a matar el gusanillo de los cigarrillos con "caramelos de menta y con sabor a naranja". Luego se pasaría al chupa-chups.

Pocos meses después, el Barça conquistaría la primera Liga de la 'era Cruyff'. Luego llegarían otras tres (1992, 1993 y 1994). Nunca antes (y nunca desde entonces) el Barça había conquistado cuatro Ligas seguidas.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil