El día que Barça y Tenerife se hermanaron

El día que Barça y Tenerife se hermanaron

Cruyff y Rexach, en el banquillo del Camp Nou
Cruyff y Rexach, en el banquillo del Camp Nou | JORDI COTRINA

El 7 de junio de 1992, hoy hace 30 años, una inesperada victoria del Tenerife sobre el Real Madrid dio la Liga al Barça

Los de Johan Cruyff conquistaron el título en la última jornada tras remontar los canarios un 0-2 a los blancos

Eran otras épocas, cuando en el Real Madrid aún daban valor al juego de su equipo. Tanto que Ramon Mendoza, entonces presidente blanco, decidió cesar a su técnico, Radomir Antic, un día después de ser campeón de invierno, justo después de ganar en casa al Tenerife (2-1). Señales de la historia que se entienden con el tiempo. ¿La razón? "El equipo no da espectáculo". De aquello hace más de 30 años y en Chamartín ya nadie se cuestiona nada. La realidad es que, tras aquella destitución, el equipo llegó líder a la última jornada, que se disputó el 7 de junio de 1992, con dos puntos más que el Barça. Todo parecía encaminado a que el Madrid cantara el alirón sobre el césped del Heliodoro Rodríguez. Pero la historia fue muy distinta.

El Barça recibía en casa al Athletic y Stoichkov abrió el marcador antes del descanso, prácticamente en el mismo instante que Quique Estebaranz recortaba distancias anotando el 1-2. Antes habían marcado para los blancos Hierro (8') y Hagi (28'). Parecía que la Liga estaba sentenciada. Hristo sentenció en el Camp Nou a los 49 minutos. Ya todo estaba pendiente del transistor, aunque nadie creía en el milagro. Excepto Johan Cruyff y su optimismo patológico.

Cuando Ricardo Rocha marcó en propia puerta (77'), en Barcelona ya nadie estaba pendiente del duelo entre blaugranas y vascos. Un minuto después, Pier anotó el 3-2, un gol que, 30 años después, sigue grabado a fuego en la memoria de los culés. "Dentro de diez años se seguirá recordando este gol", dijo aquella noche a Pier el padre de Fernando Redondo. Fue un error de cálculo porque Pier ya es eterno en el imaginario blaugrana.

En el banquillo del Tenerife, una leyenda madridista: Jorge Valdano. Protagonista también de aquella gesta (fue el primer triunfo liguero de la historia del conjunto chicharrero ante los blancos), el técnico volvió a serlo un año más tarde. Cuando se dio a conocer el calendario de la temporada 1992-93, la última jornada volvió a deparar un Tenerife-Real Madrid. Nadie imaginaba que la historia iba a repetirse, cruelmente, para los intereses del Real Madrid. Pero esa es otra historia. La contaremos en un año, cuando se cumplan, como es el caso, las tres décadas.

Temas