Sport.es Menú

Desvelamos la posible multa del Barça a Dembélé

NOTICIA SPORT

Según el convenio colectivo de la AFE, la actitud del jugador francés está considerada como muy grave

Las multas se establecen siempre en función de las percepciones fijas brutas pactadas para la temporada, divididas entre doce meses

 En el último minuto de partido el francés pudo marcar el cuarto y complicar aún más la vida al Liverpool en una contra que no culminó bien | MEDIAPRO

En el día de ayer trascendía que Dembelé podría ser sancionado por su acto de indisciplina del pasado fin de semana cuando el francés habría ocultado una lesión y no se habría presentado a unas pruebas médicas al día siguiente del partido en San Mamés, marchándose en su lugar a su país para ver a su familia.

Ramón Fuentes

Pues bien este tipo de indisciplinas están actualmente graduadas como muy graves según el convenio actual vigente entre la Liga de Fútbol Profesional y la AFE que además finaliza al final de esta temporada 2019-2020. En el Anexo V es donde se recoge el Reglamento General del Reglamento Disciplinario que debe regir y por el que deben basarse todos los clubes a la hora de elaborar sus respectivos códigos internos de comportamiento.

Ajustándonos a lo sucedido con el internacional francés, estaríamos ante una falta muy grave, tal y como recoge el artículo 6 del citado anexo. Concretamente su punto 6.5 y que dice expresamente lo siguiente: “La desobediencia que implicase grave quebranto de la disciplina o que causase perjuicio grave para el Club o Sad, incluido el quebrantamiento de sanción”. Sin duda estamos ante este escenario dado por un lado la posible desobediencia del jugador y por otro las consecuencias en forma de lesión que supondrán un período de inactividad de hasta cinco semanas.

Pues bien, las consecuencias podrían llegar incluso a la suspensión de empleo y sueldo desde 11 a treinta días. El convenio habla aquí de que esta sanción deberá graduarse “conforma a las circunstancias concurrentes”. Algo que además también influye en el caso del jugador francés que es reincidente en distintos actos de indisciplina recogidos también este mismo convenio colectivo. Si fueran once los días de suspensión del empleo y sueldo, estaríamos en un mínimo escenario de 731000 euros brutos, alrededor de 360000 euros limpios. Cantidades que ascienden cuanto más días dure la suspensión y que, en caso de ser un mes, supondría esos dos millones de euros brutos, luego un millón de euros limpios de sanción para el internacional galo.

Pero aún así, y siempre en el caso de no suspender de empleo y sueldo al jugador, también las consecuencias económicas serían importantes para el futbolista llegando a los 215000 euros brutos de castigo. Tal y como establece el propio convenio, las sanciones se fijan en función de las cantidades brutas que cobran los futbolistas. Esta cantidad sale del baremo fijado por la propia normativa en los casos de sanciones muy graves. Multas que pueden llegar al 25% del sueldo mensual.

Pues bien considerando que el sueldo mensual del francés ronda los 2 millones de euros brutos. A esta cantidad se le puede aplicar un máximo del 25% en los primeros 100000 euros. Esto implicaría unos 25000 euros.

A esta cantidad hay que sumar hasta un máximo de un 10% del exceso de este salario mensual. Que aplicado a Dembele implica 190000 euros brutos. Sumadas ambas cantidades estaríamos hablando de 215000 euros brutos, el montante de la multa que podría imponer el club al jugador.  

Podría darse el caso que el castigo sea de grado media dentro de este escalón de sanciones muy graves. En este caso la sanción podría suponer una multa de hasta unos 150000 euros brutos.

Por último puede suceder que el club azulgrana le aplique el baremo más bajo dentro de esta sanción máxima gravedad. En cuyo caso la multa podría rondar 76270 euros brutos. Y bajo estos distintos escenarios debería moverse la entidad azulgrana a la hora de sancionar al jugador azulgrana basándose en el convenio actualmente en vigor.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil