Despedida en el Camp Nou

Despedida en el Camp Nou

Xavi ha asegurado que siente al Barça y que seguirá trabajando para mejorarlo y reforzarlo | FCB

Acaba en el Estadi el primer curso post-Messi, marcado por la irregularidad y las decepciones

Varios jugadores se despiden del equipo en un Camp Nou que no registrará una gran entrada

Concluye en el Camp Nou una temporada atípica, por no decir incómoda y decepcionante. El curso no empezó bien, con el barcelonismo huérfano de Leo Messi y preguntándose qué camino habría que tomar para sustituir a tamaño mito. Con Ronald Koeman al mando, el Barça empezó tambaleante, tanto en LaLiga como en Europa, al punto de que en noviembre, Joan Laporta prescindió del neerlandés y apostó por Xavi como entrenador

Comenzó entonces otra temporada, con nuevo entrenador y nuevos fichajes -el mercado de invierno fue especialmente agitado- que tuvo su Everest en el 0-4 en el Bernabéu: parecía que el Barça podría aspirar a ganar LaLiga, pero todo fue un espejismo que hoy acaba en el Camp Nou con la visita del Villarreal (22.00 horas).

El aficionado azulgrana, al que le ha costado engancharse al equipo, tendrá hoy ocasión de vivir una noche de despedidas y de esperanzas: despedidas a los que ya no seguirán en el Barça (Adama, Luuk, Umtiti, Braithwaite, Riqui y Mingueza no estarán en la plantilla de la próxima temporada) y esperanzas en concebir un Barça mucho más competitivo. Dos nombres destacan en el futuro inmediato del Barça: Pedri y Ansu Fati. El canario está lesionado y no jugará hoy, pero el delantero tendrá la oportunidad de cerrar la temporada con goles y convertido en el gran reclamo de la grada. 

Un aroma de amargo final de curso recorrerá el Estadi: el Barça ha vivido momentos de todo tipo a lo largo de la temporada, pero han prevalecido las decepciones y los tropiezos inesperados.

Posibles alineaciones del FC Barcelona-Villarreal de la jornada 38 de LaLiga Santander

| MARC CREUS

Seducir para el año que viene

El Barça espera seducir esta noche con un juego que prometa emociones fuertes el año que viene. Se trata de empezar a sentar las bases del Barça de la 2022-23, el primero que tendrá a Xavi como entrenador a temporada completa, con plena responsabilidad en la construcción de la plantilla -el entrenador admitió ayer que ya ha comunicado las primeras bajas a los jugadores afectados- y con nuevas exigencias. 

Ya no valdrá ser segundo en el campeonato doméstico ni mucho menos caer en la fase de grupos de la Champions. Ya no será una temporada de transición, como esta que hoy concluye en un Camp Nou que estará nuevamente lejos de sus mejores entradas. A partir de agosto, nueva temporada, nuevos retos y nuevas sensaciones. Probablemente mucho mejores que las de esta extraña temporada. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil