Descubrimos la conversación secreta de Messi con Guardiola

Leo Messi y Pep Guardiola dialogan en el descanso del Bayern-Barça de la Champions 2014-15
Leo Messi y Pep Guardiola dialogan en el descanso del Bayern-Barça de la Champions 2014-15 | EFE

Javier Miguel

Las imágenes de Pep Guardiola acercándose a Leo Messi nada más acabar la primera parte del partido de semifinales de Champions League ante el Bayern en el Allianz Arena dieron la vuelta al mundo. El técnico del Bayern cruzó unas palabras con el astro argentino, aprovechando que Messi abandonaba parsimoniosamente el campo, que tuvo una réplica breve e inmediata por parte del argentino, quien se tapó la boca para que no fuera su contestación recogida por ninguna cámara o mirada indiscreta.

Después Guardiola le ponía el hombro en la espalda y le hacía una pequeña carantoña antes de que ambos se marcharan por el túnel del vestuario. Las cámaras de todo el mundo intentaron recoger el instante en que ambos personajes se cruzaban unas palabras para intentar descifrar el contenido de las mismas, sin éxito alguno,  ya que ni la nómina de gente capaz de lerr los labios pudo cumplir con el competido.

Pues bien, SPORT ha podido conocer parte de ese diálogo que apenas se prolongó unos segundos. El de Santpedor se acercó a Messi para felicitarle por su partido, mientras que le decía: “Me alegro que hayas vuelto otra vez Leo”. Era una forma cariñosa de romper el hielo con al astro argentino para abrir una conversación tras mucho tiempo sin tener contacto entre ambos, una forma de brindarle la posibilidad de dar las gracias, pero Messi fue parco en su contestación, tan parco como contundente, ya que le recordó que “nunca me fui”. Fue ese el momento en que Pep le cogió por los hombros para hacerle una carantoña, como diciendo, ‘cómo eres Leo, no perdonas una’.

TAMBIÉN AL FINAL

Guardiola al final del partido aprovechó para bajar asimismo al vestuario visitante y saludar a sus exjugadores, felicitándoles por haber alcanzado la final y pidiéndoles que no dejaran escapar la oportunidad de levantar la quinta ‘orejona’ en la historia del club. 

Fue un recibimiento cordial de unos hombres que no olvidan que gracias a él lograron llegar a lo más alto durante cuatro años. Fueron unos pocos minutos, pero suficientes para que sus ex jugadores le rindieran un sincero reconocimiento. Después aprovechó para pasar por el control antidoping y saludar a la persona que le faltaba de la plantilla, ya que le habían informado que Pedro, uno de los hombres que subió de Tercera, estaba pasando el control de orina junto a Ter Stegen. 

El técnico del Bayern pudo así cerrar el ciclo, aunque lo que está claro es que su relación con Messi sigue trufada de altibajos curiosos, siempre con el máximo de los respetos, ya que no parece muy normal de que las dos personas más importantes de un proyecto ganador como el que eririeron Pep y Messi no tuvieran ningún contacto después de que el de Santpedor decidiera irse para tomarse un año sabático.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil