Demir se queda a centímetros de ser el gran héroe

El austríaco envía un balón a la escuadra que podría haber dado la victoria al Barça

No era titular desde finales de septiembre en Cádiz

¡Ay Demir! La ocasión más clara del Barça terminó...estrellada en el larguero | TELEFÓNICA

Xavi quiere jugar con extremos pero hoy no podía contar ni con Ansu, ni con Dembélé, como mínimo de salida, ni con Abde, ni con Ilias. Así que ha recurrido a Yusuf Demir, el joven jugador austríaco que llegó en verano para reforzar al filial y acabó con ficha del primer equipo tras hacer una buena pretemporada. Empezó contando para Ronald Koeman, pero acabó desapareciendo. No era titular desde el 23 de septiembre en Cádiz y solo había jugado en Champions media hora contra el Bayern en el Camp Nou.

El técnico de Terrassa ha dispuesto un equipo con tres centrales y con Demir siendo el encargado de abrir el juego por la banda derecha. Se ha cansado Xavi de darle indicaciones para que tuviese paciencia y esperase el balón pegado a la cal. Y ha tenido sus oportunidades el austríaco. De hecho, las dos más claras del Barça en la primera parte han salido de sus botas. La primera en el minuto siete. Zurdo jugando a pierna cambiada, ha buscado Demir la jugada hacia dentro después de recibir un buen pase de Nico y su disparo lo ha enviado a córner el portero del Benfica con una buena parada. Espectacular ha sido la que ha tenido cuando estaba a punto de finalizar el primer tiempo. Pase de Busquets, buen control, conducción otra vez hacia dentro y gran disparo de rosca que ha ido a la escuadra. Mala suerte para un jugador algo tímido en sus acciones durante muchos minutos pero que ha sido capaz de sacarle una amarilla a Grimaldo después de un buen regate. Era el gol de la clasificación.

PEOR EN LA SEGUNDA PARTE

Las buenas sensaciones que ha transmitido Demir en la primera parte no han tenido continuidad en el inicio de la segunda. El internacional austríaco ha recibido unos cuantos pases de sus compañeros para que interviniese por la banda derecha, pero demasiado blando, ha perdido casi todos sus duelos con Grimaldo, un jugador mucho más rápido que él, que tiene en la habilidad y no en la velocidad su mejor virtud. Un buen pase al espacio a Memphis y poco más en los veinte minutos que ha estado sobre el terreno de juego en la segunda mitad hasta que Xavi ha decidido sustituirle por Ousmane Dembélé después de una buena oportunidad para probar el disparo desaprovechada en el balcón del área. De más a menos el austríaco pero encontrando algunas de las sensaciones que había perdido tras la pretemporada. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil