El Dembélé del Dortmund ya está aquí

El francés hizo gala en San Mamés de su fútbol total: velocidad, desborde y 'pegada'

Ousmane vive su mejor momento como jugador del Barça y ahora solo necesita continuidad

Dembélé se unió a la fiesta desde los 11 metros con este gol | MOVISTAR

Las exhibiciones de Messi y Pedri en San Mamés no esconden de las grandes noticias del barcelonismo en la última semana: el estado de forma de Ousmane Dembélé. El francés alcanza sin ninguna duda su mejor momento en el conjunto azulgrana -tampoco tenía el listón muy alto- y en Bilbao exhibió la chispa que necesita para desplegar todo su fútbol. Si las lesiones le respetan, el de 'Dembouz' es el mejor 'fichaje' de inverno que podía tener el equipo de Koeman.

Han tenido que pasar casi tres años y medio para que Dembélé se acerque al extremo que brilló en Dortmund. Principalmente, porque el galo ha vivido un auténtico calvario con las lesiones desde que es jugador del Barça. Y cuando ha jugado, Ousmane ha carecido de la confianza en sus explosivos cambios de ritmo. Hoy, el atacante parece más preparado que nunca para empezar a dar alegrías a una afición que ha tenido con él una dosis extra de paciencia. A pesar de sus varios actos de indisciplina, el barcelonismo nunca ha perdido la fe en Dembélé, algo que sí ha sucedido con otros fichajes de caché en los últimos años.

'Dembouz' enlazó en San Mamés su segunda titularidad seguida, algo que solo había sucedido una vez en el presente curso -salió de inicio ante Betis y Atlético de forma consecutiva-. Y la realidad es que el francés hizo méritos de sobra para mantenerse en el once. De hecho, y pese a su gran rendimiento, su margen de mejora es aún enorme. Dembélé disparó dos veces a portería antes del minuto 20. En la primera mitard desbordó como quiso, no perdió balones y hasta estuvo acertado en su gran hándicap: la toma de decisiones.

El galo está ganando en confianza y eso se notó en Bilbao: pedía el balón constantemente y cuando participaba lo hacía siempre cambiando el ritmo. En defensa, además, trabajó como le pide Koeman hasta que fue sustituido por Braithwaite en el minuto 75. A este nivel, nadie duda de que Dembélé es titularísimo en el Barça junto a Messi, Pedri y Ansu Fati, ahora lesionado. No tanto por sus números de cara a portería, sino sobre todo por su capacidad de desbordar en el uno contra uno, virtud que escasea en la planatilla azulgrana.

Ahora solo falta que Dembélé ratifique su gran momento dándole continuidad en Granada, otro partido complicado para el equipo de Koeman. Si el galo es capaz de instalarse en la regularidad, el potencial ofensivo de este Barça dará un salto de nivel.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil