Sport.es Menú

"Los seis meses que estuve apartado en el Barça me dejaron secuelas psicológicas"

Dani García Lara, exjugador del Barcelona, recuerda un episodio de sufrimiento en el Barça

El exdelantero barcelonista se confiesa en una entrevista en 'El Iceberg'

Dani García Lara pasó por momentos difíciles en el Barcelona
Dani García Lara pasó por momentos difíciles en el Barcelona | Zoltan Czibor

Dani García Lara, exdelantero del Barcelona, entre otros clube, se ha confesado en 'El Iceberg' de Rafa Sahuquillo. El exjugador del Barcelona recuerda uno de los episodios más negativos que sufrió cuando militaba en el club barcelonista, donde acabó siendo apartado del equipo.

sport.es

Dani García explica detalles de su carrera desconocidos hasta ahora entre ellos este que sufrió en el Barcelona. "Son años que al final te dejan secuelas psicológicas. Cuando fui al Barça fue un subidón, el club pagó 2.500 millones de pesetas por mí, fui el primer fichaje español de la era Van Gaal y el primer año y medio fue bueno pero luego fui perdiendo presencia. Tuve una oferta del Valencia, ya que allí estaba Rafa Benítez que me conocía porque me tuvo dos temporadas en el Castilla, pero el Barcelona quería que me fuera a Osasuna y no me dejaron irme. Llegó Laporta a la presidencia con Rijkaard como entrenador y me dijo que yo iba a ser una de sus bajas. Me dejaron entrenando solo, al margen de mis compañeros, hasta enero. Aquello no era justo y denuncié al Barça por mobbing. Antes de que se celebrase el juicio, alcanzamos un acuerdo, me dejaron marchar y fiché por el Zaragoza, con el que gané la Copa del Rey ante el Madrid. Pero esos seis meses apartado, me dejaron secuelas psicológicas de cara a los siguientes años", ha recordado Dani García en la entrevista a Rafa Sahuquillo.

Dani explica también que pensó en la retirada. "Pensé en dejarlo, en irme del país. Me aparté de todo el mundo, no quería hablar con nadie. Pasé de hacerme fotos y de que me pidieran autógrafos, a que la gente me insultara por la calle y ser el enemigo número uno del Barça. Los aficionados no sabían la realidad de lo que estaba pasando. Yo no es que no me quisiera ir, yo me quería ir pero donde yo quisiera, no donde me obligaran a irme. Me encerré en mi mundo, no salía a la calle; esos seis meses fueron una odisea para mí. Mi forma de ser tampoco me ayudó en esa situación porque no exterioricé nada y todas las informaciones salían del club, de una única parte, y fueron años muy difíciles. Pensé en dejar el fútbol y dejar todo", destaca el exjugador del Barcelona..

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil