El cumpleaños más feliz de Pedri

El centrocampista recibió ayer la visita sorpresa de sus padres, el mejor regalo que podía tener

Tras la victoria en Kiev, el ex de Las Palmas fue objeto de felicitaciones y bromas por parte de la plantilla

Así es el día a día de Pedri en Barcelona | sport

Pedri González es un tipo feliz, de aquellos que incluso podrían llegar a generar envidia. La vida del tinerfeño marcha sobre ruedas y, desde ayer, él mismo puede conducir el vehículo. El joven talento cumplió 18 años y se sumó a una mayoría de dad de la que ya forma parte el resto de la plantilla. Él y Ansu, los dos últimos en pasar el corte, abanderan el Barça del futuro junto a Sergiño Dest, Konrad de la Fuente y Trincao, los otros ‘centennials’ de la plantilla azulgrana.

La de Pedri ha sido una irrupción prematura. Nadie dudaba de que podría tener su sitio en unos años pero para muchos era una semilla cuyos frutos tardarían en llegar. Nada más lejos de la realidad. El ex de Las Palmas celebró sus 18 años con la satisfacción que supone el contar con la confianza del entrenador. A Koeman no le ha temblado el pulso a la hora de apostar por Pedri y éste ha respondido con brillantes actuaciones, con mención especial a la exhibición en Turín frente a la Juventus, partido que sirvió también como carta de presentación al mundo entero.

Pie de foto | AUTOR FOTO

En plena felicidad futbolística, Pedri también encontró durante el día de ayer la máxima felicidad a nivel personal. El tinerfeño recibió en su casa a sus padres, que no desaprovecharon la ocasión de pasar con su hijo un momento tan único y especial. La distancia y la COVID-19 les ha separado en los últimos meses, pero ayer las videollamadas quedaron a un lado para dar paso a los sentidos abrazos. Los de verdad. Y es que Pedri nunca ha ocultado que echa de menos a su gente.

La imagen del joven crack abandonando el Camp Nou en taxi se hizo viral en las redes sociales. En los tiempos que corren, sorprende que alguien pueda vivir paralelamente en el éxito y la normalidad. Pedri obtendrá el permiso de conducir en los próximos meses, pero verle conduciendo un coche ostentoso seguirá siendo imposible.

El tinerfeño no tiene ninguna intención de perder su esencia, la de la humildad y la sencillez, por más bien que le vayan las cosas a nivel profesional. De hecho, su vida en Barcelona es prácticamente la misma que antes de vestir de azulgrana. La única diferencia es que ahora tiene que tirar más de Whatsapp para hablar con Dani y Fran, sus dos mejores amigos. Igual que hacía antes, Pedri sigue celebrando los goles en el FIFA en la cara de su hermano Fernando, con quien vive en la ciudad condal. Todos ellos le dedicaron una sentida felicitación por su cumpleaños, como también hicieron sus compañeros del Barça.

Tras la victoria en Kiev, yendo hacia el aeropuerto  -el partido acabó a las 23:45 horas hora local-, la plantilla azulgrana se animó en el autobús con cánticos y bromas al ‘rookie’ de la plantilla. Las bromas sobre lo que podrá hacer Pedri a partir de ahora al tener ya 18 años no faltaron.

En un presente delicado para la afición culé, figuras como la de Pedri son balsámicas para imaginar un futuro ganador. En unos años, los Piqué, Busquets, Messi y compañía ya no estarán pero los jóvenes vienen demostrando que tienen calidad de sobra para dar alegrías al barcelonismo. Junto a Ansu, Trincao, Dest y Konrad, Pedri representa una nueva quinta de oro con más de una década por delante para crecer y hacer historia en el Barça. Solo necesitan confianza y paciencia para hacer disfrutar a una afición sedienta de alegrías.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil