Cumbre Messi - Luis Suárez en Madrid

El blaugrana aprovechó los dos días de descanso decretados por Koeman para visitar a su amigo

Luis Suárez se juega este sábado el título de LaLiga Santander con el Atlético y Leo quiso estar a su lado

Messi alcanza los 50 goles de falta | PERFORM

Sport.es

Leo Messi y Luis Suárez se rencontraron ayer en Madrid. El delantero argentino aprovechó los dos días de descanso concedidos por Ronald Koeman a la plantilla blaugrana para ir a visitar a su amigo y excompañero. El uruguayo puede conquistar este sábado con el Atlético el que sería su quinto título de LaLiga Santander y Messi ha considerado oportuno estar al lado de su ‘hermano’ en estos momentos para transmitirle el máximo ánimo posible.

Messi viajó con su esposa, Antonella Rocuzzo, que también fraguó una gran amistad con Luis Suárez y su pareja, Sofía Balbi, durante los seis años que ambos matrimonios coincidieron en Catalunya. Las dos parejas se citaron en el restaurante italiano Numa Pompilio, uno de los locales de moda de la conocida como ‘Milla de Oro’ de Madrid, situada en el centro del exclusivo barrio de Salamanca.

Los dos futbolistas llegaron juntos en el mismo vehículo. Luis Suárez, al volante y Messi, de copiloto. Sus esposas llegaron después juntas en otro auto, posiblemente después de recorrer las lujosas tiendas de moda de la zona.

Rencuentro tras pelear por la Liga

La densidad del calendario ha dificultado que Messi y Luis Suárez se hayan podido citar físicamente desde la abrupta salida que el uruguayo tuvo del Barça. Pero los 600 kilómetros de distancia no ha minado ni un ápice la amistad creada en el vestuario blaugrana.  

Los dos futbolistas tuvieron la oportunidad de rencontrarse el pasado 8 de mayo sobre el césped del Camp Nou. Aquel día el abrazo fraternal entre ambos dio paso a una batalla deportiva por el título de LaLiga Santander que se decantó del lado del uruguayo. El 0-0 arrancado permitió al Atlético mantenerse al frente de la clasificación. El pinchazo posterior del Real Madrid contra el Sevilla colgó a los colchoneros el cartel de máximo favorito para conquistar el título.

Messi y Suárez, con sus respectivas parejas, se reunieron en Madrid

| Juanjo Sacristán/Pablo Robles

Y así se ha llegado a la última jornada. Con el Barça ya descabalgado de la pelea, el conjunto rojiblanco depende de sí mismo para conquistar el trofeo. Le basta con una victoria en Valladolid. Incluso el empate o la derrota siempre que el Real Madrid no se imponga al Villarreal.

Y en ese escenario se enmarca la visita relámpago de Messi. La amistad se demuestra en los momentos importantes y el argentino ha considerado que tenía que estar al lado del uruguayo para infundirle ánimos. Con el Barça ya sin opciones, Leo contempla el éxito de su amigo como propio. El uruguayo no dudó en felicitar recientemente al blaugrana por la conquista de su octavo trofeo Pichichi, una gesta que nadie había conseguido hasta la fecha. Y Messi ha recogido el guante con este encuentro en Madrid.

Una dupla demoledora

La sintonía que Messi y Luis Suárez tienen fuera de los terrenos de juego no es más que el reflejo de su entendimiento sobre el césped. El argentino y el uruguayo jugaron seis temporadas juntos en el Barça, en las que sumaron 475 goles -227 de Messi, por 198 de Suárez- y 241 asistencias -144 y 97. Unas cifras de escándalo que se tradujeron en una Champions League, un Mundial de Clubs, una Supercopa de Europa, cuatro Ligas, cuatro Copas del Rey y dos Supercopas de España para el Barça.

A Messi le dolió la salida de su amigo y, especialmente, la forma en que se produjo. Le hubiera gustado seguir marcando goles junto a Luis Suárez, un deseo que puede cumplirse en el futuro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil