Sport.es Menú

Messi consolida el liderato del Barça en Eibar

Los jugadores del Barça, celebrando el 0-1 de Messi
Los jugadores del Barça, celebrando el 0-1 de Messi | sport

El '10' volvió a ser decisivo, y sus dos dianas ponen aún más presión al Real Madrid, que tras perder el liderato la pasada jornada, en estos momentos se encuentra a cuatro puntos del Barça. Distancia que se verá reducida de nuevo a uno si este domingo (21:00 h) los de Ancelotti ganan al Levante en el Bernabéu. Sea como sea, y hagan lo que hagan, la semana que viene llegarán al Camp Nou por detrás en la clasificación.

Ricard López

Leo Messi

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA / Jornada 27

Eibar

0-2

FC Barcelona

Eibar

Jaime; Bóveda, Ekiza, Raúl Navas, Lillo, Dídac Vilà (Boateng, m. 76); Errasti (Capa, m. 58), Borja Fernández, Javi Lara; Manu del Moral (Piovaccari, m. 69) y Saúl Berjón.

Barça

Bravo; Montoya, Piqué, Bartra, Adriano; Rafinha, Sergi Roberto, Rakitic (Xavi, m. 62); Messi, Luis Suárez, y Neymar (Pedro, m. 69).

Árbitro

Carlos del Cerro Grande (Comité madrileño). Amonestó al local Ekiza.

Goles

0-1. m.31: Messi, de penalti. 0-2. m.55: Messi.

Incidencias

Lleno. 5.439 espectadores en Ipurúa. Jornada 27 de la Liga BBVA. Se estrenó el nuevo vídeo-marcador.

El Barça sacó adelante con solvencia y sin brillantez un duelo incómodo en una semana clave para sus aspiraciones en la Liga y la Champions. Los tres puntos sumados en Ipurúa valen su peso en oro, pues los próximos días marcarán el futuro de Luis Enrique en ambas competiciones. El miércoles recibirán al Manchester City, y el domingo se jugarán media Liga ante el Real Madrid en el Camp Nou.

Un traspié en Eibar hubiera sido, por tanto, fatal para los azulgranas en vistas del calendario que les espera. No se podía fallar. Y el equipo cumplió en un duelo poco propicio para filigranas y sutilezas. Ante un rival rocoso y bastante sólido en defensa -si exceptuamos el fallo en la jugada del 0-2-, el Barça tuvo que ponerse el mono de trabajo y picar piedra para salirse con la suya.

Luis Enrique tuvo que hacer encaje de bolillos para sobreponerse a sus numerosas bajas. Empezando por los laterales, donde Montoya Adriano reemplazaron a los sancionados Alves Alba. Pero no se quedó ahí la cosa. También revolucionó la media dando descanso a Iniesta, Xavi y Mascherano -pensando, sin duda, en los próximos compromisos- y alineando a RakiticRafinha Sergi Roberto (que estuvo notable pese a no haber jugado en casi toda la temporada). Arriba, los 'Tres Tenores' continuaron intocables.

El primer aviso de Rakitic, cabeceando un peligroso centro de Rafinha apenas cumplido el primer minuto de juego, fue apenas un espejismo. El Barça -espeso, lento y poco profundo en su juego-, no se sintió cómodo, y tuvo serios problemas para encontrar huecos entre la poblada zaga armera. Apenas algunos destellos de Leo Messi -su maradoniano 'slalom' de campo a campo, con recital de caños incluido, en el 22', fue digno de ver- animaron un partido gris y plano durante la primera media hora.

Fue justo en el 30' cuando las cosas empezaron a cambiar gracias a un claro penalti de Ekiza, al rechazar con la mano un disparo de Messi dentro del área vasca. El árbitro, Del Cerro Grande, no lo dudó. Y Messi transformó la pena máxima en el 0-1. El meta Jaime le adivinó la intención... pero no llegó a tocar el esférico.

El Barça supo imponer su calidad en una tarde poco lucida. El '10' fue el más inspirado de todo el 'tridente'. A Neymar se le vio poco (acabó enfadándose al ser sustituido por Pedro). Y Luis Suárez aportó tanto trabajo como poca puntería. Al filo del descanso, el uruguayo falló su única ocasión llegando tarde a una gran asistencia de Rakitic en el área.

El 0-2 se hizo esperar hasta la reanudación. Messi sentenció definitivamente el encuentro en otro fogonazo en el 54', cabeceando a placer, solo en el área, un saque de esquina en un claro despiste de la zaga local. Con sus dos tantos, el '10' suma ya 32 en lo que va de Liga... y se distancia de Cristiano Ronaldo, que se queda con 30.

A partir de ese momento, el partido tuvo poca más historia. El Barça controló a placer. Y más aún desde que, en el 62', Xavi entró en sustitución de Rakitic. Un duelo histórico para el de Terrassa, que disputó su encuentro número 750 con el Barça. Nadie en los 116 años de la historia del club se ha vestido de azulgrana más veces que él. A sus 35 años -17 de ellos en la entidad-, y con 25 títulos a sus espaldas, continúa siendo una pieza importante para Luis Enrique. El Eibar sólo dio señales de vida en ataque con un remate al larguero de Piovaccari en el 89', ya con el tiempo casi cumplido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil