El Barça mete la pata en la lucha por la Liga

Un penalti absurdo e infantil de Lenglet en el 87' hace perder a los de Koeman dos puntos vitales tras el 'pinchazo' del Atlético

El Cádiz se ha encerrado desde el pitido inicial y se ha encontrado con un empate que trunca la racha de siete triunfos seguidos en Liga del cuadro azulgrana

Después de un cálido y merecido homenaje a Martí Vergés, jugador del Barça en la década de los 50 y 60 fallecido esta semana, arrancaba en el Camp Nou un partido que comenzaba tan frío y desapacible como la mañana en Barcelona. Un viento molesto y frío que se adueñaba de los primeros compases, en los que teníamos tiempo de sobras para ver cómo sería el guion del encuentro. El Cádiz de Cervera se encerraba en su parcela de terreno, acumulaba a sus 11 hombres en apenas 20 metros de campo y esperaba bien ordenado a que el Barça propusiera.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

FCB

1-1

CAD

FC Barcelona

Ter Stegen; Dest (Mingueza, 79'), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; De Jong, Busquets (Pjanic, 65'), Pedri (Trincao, 73'); Dembélé (Riqui Puig, 79'), Messi y Griezmann (Braithwaite, 65').

Cádiz CF

Ledesma, Iza, Marcos Mauro, Fali, Espino, Garrido (José Mari, 57'), Perea (Jonsson, 75'), Salvi Sánchez (Alejo, 63'), Jairo (Alex Fernández, 57'), Sobrino y Negredo (Lozano, 57').

Goles

1-0, Messi (p, 31'). 1-1, Álex Fernández (p, 87').

Árbitro

Martínez Munuera. TA: José Mari, Alejo.

Incidencias

Sin espectadores en una mañana ventosa en el Camp Nou. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo a Martí Vergés, exjugador del Barça fallecido esta semana.

INICIO FRÍO

Los 15 primeros minutos de partido han sido poco más que soporíferos, con un equipo azulgrana al que le ha costado entrar en calor y se daba de bruces una vez tras otra contra la muralla gaditana. Al son de los gritos y aullidos de Fali, que retronaban en las paredes del Camp Nou con ferocidad, el equipo amarillo estaba cómodo. Pero poco a poco los de Koeman iban dejando síntomas de mejoría. Acercándonos al 20’ Fali aparecía providencial para obstruir a Messi cuando este se quedaba solo ante Ledesma. Era el primer aviso serio. A partir de ese momento se quitaban de encima los azulgrana la ‘caraja’ propia del horario (continúa siendo extrañísimo jugar en estas franjas) y empezaban a subir el nivel.

En el costado diestro, Dembélé y Dest eran de los más incisivos. Mención especial para el estadounidense, uno de los grandes señalados tras la debacle ante el PSG del martes y que ha demostrado personalidad desde el comienzo ante el Cádiz. En el 21’, gran triangulación entre Messi y Pedri en un contraataque vertiginoso que ha acabado en los pies de Griezmann. El galo ha mandado el remate a las nubes en una posición inmejorable. En el 28’ le ha tocado lucirse a Ledesma. El ex de Rosario Central (rival acérrimo de Newell’s, equipo del que salió Messi, por cierto) ha realizado una gran intervención a tiro lejano de su compatriota.

PEDRI TIRA DE ASTUCIA

Dos minutos después, una de las jugadas clave. Pedri, con una astucia impropia de su edad, se orienta con toda la intención un balón en el área gaditana, anticipándose a Iza y Salvi, y estos, en una especie de sándwich, cometen penalti sobre el de Tegueste. Messi convertía el 0-1 (es el primer gol que le marca al Cádiz y ya son 38 clubes a los que ha marcado) De ahí hasta el descanso, una ocasión clarísima para el Cádiz (la única) en un centro preciso de Salvi que Sobrino mandaba con la cadera fuera por centímetros y un tanto anulado a Pedri por fuera de juego de Dest. 45 minutos correctos, sin alardes, de los de Koeman frente a un equipo que parecía contentarse con no salir goleado.

La segunda parte iniciaba tan fría como la primera. Minutos de poca intensidad y en los que el 'enlatamiento' del Cádiz contagiaba a un Barça algo apático. Intentaba Cervera revolucionar un poco el ataque (sin arriesgar demasiado, eso sí) con un triple cambio. Álex, el exazulgrana Choco Lozano y José Mari, dentro. Antes del 60 tenía una para sentenciar el equipo de Koeman. Pase interior filtrado de alta escuela de Busquets y Messi que cedía para un Griezmann que no acertaba a batir a Ledesma, valiente. Poco después una jugada marca de la casa de Dembélé, con eslálom y rotura de cintura incluidos, acababa con un disparo blocado por la defensa gaditana. Koeman movía también banquillo y daba entrada a Pjanic y Braithwaite por Griezmann y Sergio.

LENGLET, UNA CUESTIÓN DE CONFIANZA

Continuaba ingeniándoselas el cuadro azulgrana para encontrar fisuras en un bloque defensivo andaluz que seguía compacto y sin ninguna intención de deshacerse para buscar el empate con más ahínco. Parecía claro que, como mucho, Cervera iba a arriesgar a partir del 85-90. El tramo final del encuentro nos ha recordado un poco a los partidos de hace un par de meses en los que por no cerrar cuando se debía (21 remates se llevaban ya en el 80') iba a tocar sufrir.

Un remate sutil de Riqui lamía el palo izquierdo de Ledesma a cinco para el final. Y en el 87' llegaba la jugada desgraciada. Lenglet, que lleva una temporada para olvidar, cometía un penalti absurdo al querer rechazar un balón y ganarle Sobrino la posición. Por no cerrar antes, el equipo recibía un palo gordísimo. Alex hacía el 1-1. De ahí al pitido final apenas se jugaba nada. El Cádiz se ha encontrado con un botín caído del cielo y era evidente que no lo iba a dejar escapar. Paso atrás gravísimo en la lucha por la Liga.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil