El Barça más 'random' incendia el iglú de Kíev

El extrañísimo equipo de Koeman cuaja una segunda mitad espectacular y liquida al Dinamo en 18 minutos

Mingueza y Matheus se estrenan y Junior, Aleñá o Junior disfrutan de su primera titularidad

El fondo de armario del Barça se reivindica con una goleada en Champions | MEDIAPRO

La sensación térmica era una sauna turca en comparación con lo frío que empezó el encuentro en el Olímpico. El termómetro marcaba tres grados y los dedos de la escasa prensa catalana desplazada hasta la capital ucraniana era como estalactitas. El equipo de Koeman comenzaba ordenado. Importante para coger confianza en los primeros minutos, puesto que para muchos (Aleñá, Mingueza, Junior o Braithwaite) era la primera titularidad en un Barça más propio de pretemporada en el estadio de los Dolphins de Miami que de una cuarta jornada de fase de grupos de Champions.

FICHA TÉCNICA

Champions League

DKI

0-4

FCB

Dinamo de Kíev

Bushchan, Zabarnyi, Mykolenko, Karavaev, Kedziora, Buyalskyy, Garmash (Andrievsky, 59') , Shepelev, Verbic, Shaparenko, Pena

FC Barcelona

Ter Stegen, Mingueza, Lenglet (Jordi Alba, 65'), Firpo, Dest, Pjanic (Riqui, 65'), Aleñá, Pedri (Matheus, 73'), Trincao (Konrad, 83'), Coutinho (Griezmann, 65'), Braithwaite

Goles

0-1, Dest (52'). 0-2, Braithwaite (57'). 0-3, Braithwaite (p, 70'). 0-4, Griezmann (92')

Árbitro

Matej Jug (ESL). TA: Popov / Pjanic

Incidencias

Estadio Olímpico (sin espectadores)

ARRANQUE MUY POBRE

De los primeros 20 minutos poco rescatable más allá del orden y la posesión que mantenían los azulgrana. Pedri era el faro en ataque y sus combinaciones con Coutinho en 3/4 de campo lo único que desajustaba a la defensa ucraniana. El primer disparo a puerta, eso sí, llegaba desde el bando local. El uruguayo De Pena chutaba manso a las manos de Ter Stegen. A partir de ahí, una internada peligrosa de Junior tras asistencia de un Pedri delicioso (nuevo recital de fintas y de controles orientados angelicales) y un disparo seco de Coutinho que salía ligeramente desviado del marco de Bushchan.

No aparecía casi un Trincao que sigue dando síntomas de estar bastante verde y de ser demasiado previsible en sus acciones. Sí lo hacía un Dest muy activo pero cuyos centros no llegaban a buen puerto. Las últimas acciones de peligro del primer tiempo (por llamarlas de alguna forma) las ha protagonizado el equipo de Lucescu. Un pase lateral que a punto estaba de aprovechar Verbic en el corazón del área y un centro-chut de De Pena que repelía Ter Stegen sin apuros. 45 minutos muy muy flojos. Casi indignos de una competición como la Champions.

UNA SINFONÍA INESPERADA

Para nada imaginábamos lo que iba a ocurrir en el arranque del segundo tiempo. La temperatura seguía desplomándose sobre el verde de la capital ucraniana, pero el cuadro de Koeman ha salido 'calentito'. Dos fogonazos han trastocado todos los planes de Lucescu. El 0-1 ha llegado fruto de una preciosa triangulación iniciada por Dest, 'santificada' por Pedri y que Braithwaite cedía de nuevo para el norteamericano (ha sido un control orientado, pero le daremos como asistencia). Sergiño cruzaba perfecto lejos del alcance de Bushchan.

Cinco minutos después, córner maravillosamente botado por Aleñá que el debutante Mingueza prolongaba al segundo palo donde Braithwaite, al más puro estilo 'cazagoles', lograba el 0-2. De un plumazo, partido resuelto. O eso ha debido pensar Koeman, puesto que a falta de casi media hora sustituía a Lenglet y acababa el partido, ojo al dato, con Mingueza y Junior de centrales. Pero el festival no ha terminado aquí. De nuevo el danés se tiraba en plancha a por un balón de cabeza y su remate lo paraba Bushchan. El colegiado esloveno consideraba que había empujón previo de Popov. Penalti a favor de los de Koeman y doblete para Martin. Increíble en cuestión de nada cómo pueden cambiar las cosas...

DEBUTS DE MATHEUS Y DE KONRAD

Con los tres puntos en el bolsillo, ha aprovechado Ronald para los debuts oficiales de Konrad y de Matheus. Sí, lo han leído bien. El brasileño, que ni siquiera ha sido presentado como jugador del Barça, se estrenaba con la casaca blaugrana. Plácidos últimos minutos y de un sabor increíblemente dulce para Koeman y para unos jugadores que han tenido una actitud encomiable, una pizca de suerte, pero sobre todo han respondido. Aún ha habido tiempo incluso hasta para que Griezmann haya marcado en el 92'. 0-4. Aún asimilándolo...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil