Menú

Cristóbal Muñoz, el niño que rechazó al Jeque para jugar en el Barça

El centrocampista del Barça ha sido el gran protagonista de LaLiga Promises de Arona

Cuando se avanzó su fichaje por el Barça, el jeque del Málaga le realizó una oferta muy tentadora pero el la rechazó al querer vestir de azulgrana

El azulgrana Cristo marcó un hat trick ante la Roma en el torneo LaLiga Promises. Su tercer gol, al más puro estilo Leo Messi | LALIGA

El mundo del fútbol base cada vez es más mediático y entran muchos más factores que el deportivo. Por ello, se agradece ver que aún hay jugadores que solo se mueven por colores y no por la cantidad de ceros que haya en el contrato. Uno de esos ejemplos es Cristóbal Muñoz. El centrocampista del Infantil B del Fútbol Club Barcelona ha sido el protagonista de LaLiga Promises de Arona 2017 gracias a sus buenas actuaciones.

Cristóbal llegó al Barça este verano al Barça pero su fichaje ya hacía mucho tiempo que se estaba cocinando. El joven andaluz jugaba en el Pavía, un club de Almería, que está afiliado con el Málaga. El conjunto andaluz lo utilizaba en varios torneos nacionales y en la Power Gol Cup del pasado 2016 fue cuando los responsables azulgranas decidieron que se tenía que fichar sí o sí. Muñoz brilló en el torneo y llevó al Málaga a la gran final donde no pudo levantar el título de campeón. Sin embargo, su actuación dejó maravillados a los presentes y ya se intuía que allí se estaba formando un gran jugador.

El Barça, que tenía la operación muy avanzada, fue más rápido que el Real Madrid y cerró su fichaje. Cuando en SPORT, en el mes de febrero, anunciamos de su fichaje por el Barça, en el Málaga hubo un enfado mayúsculo ya que no querían perder a una de sus joyas. El propio jeque del conjunto andaluz, Abdullah Al Thani, llamó al entorno del jugador ofreciendo un cheque en blanco para que Cristo siguiera vistiendo la camiseta blanquiazul. El problema que se encontró es que Cristóbal soñaba desde pequeño con jugar en el FC Barcelona y no quería perder esa oportunidad. Por ello, la familia del centrocampista andaluz rechazó esa tentadora oferta e hicieron las maletas para la Masia.

En Barcelona, Cristo aún se está adaptando a las dimensiones del fútbol 11. Por su estilo de juego, cuando más pequeño es el campo mucho mejor como ha demostrado en Arona, donde ha sido el mejor jugador de la competición y el máximo goleador. Para mejorar, el joven andaluz acude al Camp Nou para ver los partidos en directo y poder aprender del mejor equipo del mundo. Aunque es muy humilde y no se deja influenciar por los elogios, Cristo no esconde que su sueño es debutar en el Camp Nou y triunfar con la camiseta del FC Barcelona. Calidad no le falta y seguro que en la Masia le ayudarán a cumplir su sueño. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil