HISTORIA SPORT

HISTORIA SPORT

Crisis total en el Nápoles antes de recibir al Barça

Después del empate ante el Génova de este sábado, Mazzarri se jugará el puesto en la eliminatoria contra el Barça

Así hemos vivido en directo el Nápoles-Genoa en SPORT

El Nápoles llega en muy mal momento a la eliminatoria de Champions

El Nápoles llega en muy mal momento a la eliminatoria de Champions / AP

Sergi Capdevila

Sergi Capdevila

Duelo repleto de urgencias el que se viene este miércoles en el Diego Armando Maradona de Nápoles. El cuadro partenopeo, después de su empate en casa de este sábado ante el Genoa, se queda a 28 puntos del liderato en una Serie A en la que la zona Champions puede quedar a nueve puntos cuando acabe la Jornada 24. Casi una quimera para un equipo resquebrajado, sin alma y que en nada se asemeja al que se proclamó campeón del 'Scudetto' más de 30 años después.

Apenas han pasado unos meses de ese momento histórico, pero no queda nada de esa escuadra capitaneada por Luciano Spalletti. El juego, la presión, la verticalidad. Cualquier pedazo de esa identidad se ha esfumado en un equipo que no carbura. Tras la destitución de Rudi García en noviembre, la elección del 'viejo zorro' Walter Mazzarri no ha funcionado.

NADA QUE VER CON EL NÁPOLES CAMPEÓN

El Nápoles continúa teniendo un fútbol ramplón, sin patrón y en el que las estrellas que brillaron el curso pasado se han apagado. No han ayudado los problemas extradeportivos, claro. Zielinski, capitán y uno de los emblemas, se negó a renovar y está medio apartado del equipo (ni siquiera ha sido inscrito en la Champions).

Walter Mazzarri, entrenador del Nápoles, en el Bernabéu

Walter Mazzarri, entrenador del Nápoles, en el Bernabéu / EFE

De hecho, desde la ciudad del sur de Italia nos comentan que el excéntrico Di Laurentiis podría fulminar al veterano técnico dependiende de cómo vaya la eliminatoria de Champions ante el Barça. Como el cuadro azulgrana, se han ido cayendo todas las opciones de título y el único clavo ardiendo es la 'orejona'.

Peor que el Barça, de hecho, puesto que los de Xavi todavía albergan una mínima esperanza en la Liga. El 'drama' se asoma en unos octavos que pueden ser, al mismo tiempo, guillotina y salvavidas.