La crisis goleadora del Barça viene de lejos

HISTORIA SPORT

La crisis goleadora del Barça viene de lejos

Las ocasiones del Aubameyang ante el Eintracht en el Camp Nou | TELEFÓNICA

Los blaugrana suman 61 goles en 32 jornadas de Liga, una cifra que no se veía desde 2007

Desde la 2017-18, los registros anotadores han ido disminuyendo temporada a temporada

La segunda Champions del Barça, lograda en París en 2006, con Frank Rijkaard en el banquillo y catorce años después del primer título, el de Wembley, fue el inició de la decadencia de Ronaldinho. El brasileño llegó al Barça, puso patas arriba el club, lo ganó todo y se dejó ir. Con el tiempo hemos sabido que aquella fue la semilla de la que brotó el mejor Barça de la historia, pero los dos siguientes años al triunfo ante el Arsenal fueron duros. La temporada 06-07 y la 07-08, la anterior a la llegada de Pep Guardiola, son los únicos precedentes con registros goleadores idénticos a los de esta temporada.

El Barça está encontrando muchas dificultades para ver puerta esta campaña en LaLiga. Los 61 goles marcados en 32 jornadas son números que el Camp Nou no veía desde, precisamente, la 06-07. Aquel Barça, hace quince años, registraba exactamente los mismos 61 tantos a la misma altura del campeonato y acabó con 78 goles. Un año después, eran 62 los goles parciales y 76 al final.

La década prodigiosa

La salida de Ronaldinho la 08-09 sirvió para que Guardiola diera galones a Leo Messi y, desde entonces, y durante once temporadas consecutivas, el Barça no bajó de los 90 goles marcados en LaLiga. De hecho, la del primer triplete acabó con 105 goles gracias a los tantos de Eto’o (30), Messi (23) y Henry (19). Los mejores números llegaron la 16-17, con 116 goles, aunque curiosamente no sirvieron para ganar LaLiga, conquistada por el Madrid con diez goles menos. Aquella temporada fue la última en la que el Camp Nou disfrutó del tridente formado por Messi, Neymar, que llegó en 2013, y Suárez, que lo hizo un año más tarde.

Punto de inflexión

La salida de Neymar rumbo al PSG, dos años después de ganar el segundo triplete de la historia, fue el inicio del declive goleador. Desde la 17-18, cuando se marcaron 99 goles que sirvieron para ganar el título, cada año se han visto menos goles. Los 90 de la 18-19 también ayudaron a ganar LaLiga, pero los 86 y 85 de los años venideros ya fueron insuficientes y, sin embargo, se habían marcado 72 y 75 goles, respectivamente, en la jornada 32, trece y catorce más que los 61 actuales. Parece evidente que el Barça necesita fichar gol para dar la vuelta a esta tendencia negativa probada con datos y que sirven también para explicar el momento por el que atraviesa el equipo, algo con lo que también debe lidiar Xavi Hernández.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil