Sport.es Menú

Creixell: "La 'Roja' le ha hecho mucho daño al Barça"

En vísperas de que empice la Copa Confederaciones, el veterano técnico, ya retirado, opina que los compromisos internacionales pasaron factura a los azulgranas el pasado curso. Desde la lesión de Leo Messi, apenas unos días después de haber disputado con Argentina un agotador partido en la altura de Bolivia, hasta la pubalgia de Sergio Busquets tras jugar con España.

RICARD LÓPEZ

“La 'Roja' nos ha hecho mucho daño. No puede ser que para hacer dinero se tengan que jugar partidos en épocas intempestivas. El futbolista necesita una pretemporada, y el Barça lleva tiempo sin poder hacerla bien. En muchos partidos de la selección juegan 7 ó 8 del Barça. Y esto cansó al equipo. Quizá pagamos el esfuerzo de la primera vuelta también”, lamenta.

Creixell, de 70 años, ha estado “desde los seis” vinculado al fútbol. Una pasión que ahora vive desde la barrera, como comentarista de diversos medios (Ona FM, RAC1, Badalona TV), y que durante su etapa como entrenador casi le costó la salud: “Siempre dije que me moriría en un campo de fútbol, y casi fue así. Yo en aquella época fumaba mucho. Un día me dio un ahogo, fui al médico y me dijo: 'tuviste un infarto'. Debe ser por la intensidad con que lo vivía todo”.

Primero como portero, y después como entrenador, Creixell siempre mostró un fuerte carácter. Tanto, que hace pocos años saltó a la fama por una de sus frases ante los medios de comunicación. Tras quejarse de los árbitros y la Federación Catalana, espetó: “Si no tengo razón, me la corto y me hago monja”.

“Fui muy feliz entrenando. Mi carácter era fuerte. Es verdad que era un poco cansino, ningún presidente puede decir que me hiciera morder el polvo. Aunque luego me iba y decían: 'este era tonto, pero no veas la que liaba, vamos a buscarlo otra vez'”, recuerda.

Si veo una injusticia, no me callo. No me gusta meterme en política, pero cuando veo que hay chavales de 23 ó 24 años que no pueden trabajar, que el paro sube, las familias tienen 5 euros para alimentar a cuatro y que me salga alguno diciendo que está triste con los millones que tiene, ese que se compre una calavera y le haga la raya en medio”, dice, en una velada crítica al madridista Cristiano Ronaldo.

Creixell, que dirigió a equipos como Sant Andreu, Mataró o Gramenet, entre otros, lamenta las penurias que viven muchos jugadores y clubs de fútbol modestos: “La gente no va al campo y mandan las televisiones. Hay jugadores de Segunda B y Tercera a los que admiro, porque cobran 150 ó 200 euros, y a veces ni cobran, y juegan porque les gusta, esperando que un día les llegue su oportunidad. Fíjate, con esas cantidades, y les estamos obligando a dejar la novia y los amigos los fines de semana”, advierte.

El veterano ex técnico asegura tener siempre presente un consejo de su padre: “Él me decía: 'en la vida, si te dan una hostia, levántate pronto para que no te den la segunda'”. Y fue precisamente de su padre, ex jugador como él y taxista, quien le inculcó su pasión azulgrana: “En mi casa viví mucho el Barça. Mi padre, con el taxi, una vez cogió a uno del Madrid, y cuando se puso a hablar mal de los catalanes, lo hizo bajarse. Mira si era culé que llegó a pedir tres años de crédito al banco para adelantarlos a fondo perdido para la construcción del Camp Nou”.
Pasada una generación, hoy en día es el hijo de Jaume Creixell quien gestiona la cava que lleva su nombre y su nieto quien le ayuda a manejarse con su cuenta de Twitter.

Del Barça, del Madrid y de su forma de ver el fútbol en general habla ampliamente Creixell en el vídeo que adjuntamos. Desde el fichaje de Neymar -de quien destaca “su capacidad de desmarque y su buen uno contra uno”-, hasta su predilección por el ariete del Borussia Dortmund Robert Lewandoswki, a quien “ficharía ya mismo”. Pasando por el futuro de Valdés, de quien dice que "si se va, tiene que dejar dinero en caja para fichar a otro portero".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil