Coutinho, la eterna esperanza brasileña

Sus números en el Camp Nou nunca han justificado la enorme inversión hecha en su día por la entidad

Las lesiones y sus problemas de adaptación al juego blaugrana le han impedido ser regular

Coutinho adelantó al Barça en Wembley en uno de los partidos de la presente edición de la Champions | Mediapro

El fichaje de Coutinho fue uno de los que hizo saltar la banca del fútbol mundial. El Barça pactó con el Liverpool, durante el mercado de invierno de la temporada 2017-18, el pago de 140 millones de euros más otros 40 en variables.

Desde entonces, ha jugado noventa partidos con el Barça en los que ha marcado 23 goles y dado 14 asistencias en 5.620 minutos disputados con la camiseta blaugrana. Sus números compitiendo no se corresponden con la inversión realizada por el club, que también le firmó una de las mejores fichas de la plantilla y un contrato hasta el 30 de junio de 2023.

Cumplió en la 18-19

Su mejor campaña en el Camp Nou fue la primera que disputó completa. Jugó 54 partidos y, pese a que sus registros goleadores no fueron espectaculares (11 goles y 5 asistencias), participó de forma regular en el equipo, casi siempre en el once titular. El Barça ganó LaLiga con once puntos respecto al segundo clasificado, el Atlético, y además ganó en Tánger la Supercopa de España (jugó 37 minutos) frente al Sevilla (2-1). Fue un año sin lesiones graves que, eso sí, acabó de la peor manera posible, con el 4-0 de Liverpool (jugó la primera hora) y perdiendo la final de Copa frente al Valencia (jugó los noventa minutos). El brasileño, pese a todo, no pudo consolidarse y al año siguiente se marchó cedido al Bayern.

Mejor en el Bayern

De hecho, su mejor temporada desde que llegó la completó en Alemania, donde ganó el triplete (el segundo en la historia del club bávaro). En Munich fue de más a menos, pero fue capaz de jugar 38 partidos en los que demostró tener calidad para jugar en un grande. Dio once goles y nueve asistencias, la mejor estadística desde que aterrizó en Barcelona. A su regreso a Barcelona sufrió lesiones musculares y, sobre todo, una rotura del menisco externo de la rodilla izquierda que le dejó prácticamente inédito. Ya recuperado, Coutinho espera conquitar a un escéptico Camp Nou.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil