Coutinho: Ahora o nunca

Volverá ante el Getafe tras dos operaciones, ocho meses parado y pendiente de dorsal

La indefinición de su posición y las lesiones no han impedido que sume 24 goles en 90 partidos de azulgrana

Koeman: Cuento con Coutinho esta temporada | FC Barcelona

"Cuento con él. Para mí, Cou puede ser un jugador importante para el Barça. Jugó partidos en el inicio del año pasado y después tuvo una lesión que ha durado más de lo que esperábamos”.

Hace semanas que Koeman mira de reojo a Coutinho en los entrenamientos. No es nada nuevo, le tiene fe. Quizás porque cuando entrenaba en Inglaterra sufrió su mejor versión, fantasea con recuperar ese futbolista.

Ante el Getafe se espera que vuelva a una convocatoria. “Es un jugador importante porque tiene efectividad y puede jugar en varias posiciones. Necesitamos gente así. Con Messi hemos perdido muchos goles y hay que buscarlos en otros jugadores”.  

El verano pasado Koeman fue clave para que siguiera en el Barça. Una llamada suya convenció a Coutinho y fue consecuente: comenzó la temporada como titular. Aquel Coutinho no era el mismo que había caído anímicamente en su primera etapa. Ni mental ni físicamente. Había pasado muchas horas en el gimnasio y llegaba con la inercia del Bayern.

Koeman explicó así un arranque prometedor. “La respuesta a su mejora es fácil, es muy buen jugador“, dijo. “Ha aprendido mucho en Inglaterra, ha aprendido muchísimo en el Bayern, en tema de trabajo, y sacar el máximo rendimiento de cada jugador empieza por ponerlo en su sitio”.

Koeman resumía el talón de Aquiles de Coutinho: la indefinición de su posición. Llegó como el relevo de Iniesta, pero terminó jugando como falso extremo. Coutinho no encontró el contexto de libertad del Liverpool y la presencia de Messi también condicionó su fútbol. 

Un arranque ilusionante

Paradójicamente en sus primeros meses –llegó en enero la temporada 2017-18- tiene una irrupción interesante (10 goles y 6 asistencias en 22 partidos) pero se apaga en su segunda temporada: 11 goles y 5 asistencias en 54 partidos.

En sus dos primeras oportunidades con el Barça arrastra una etiqueta devastadora: la de jugador más caro de la historia del club (120 millones de euros + 40 en variables)

Su tercera oportunidad le llega tras una cesión en el Bayern donde no es titular, pero recupera sensaciones: 11 goles y 9 asistencias en 37 partidos. Es entonces cuando llega la llamada de Koeman. También la voluntad de explotar su fútbol en un 4-2-3-1 en el que juega como mediapunta. Pero el impulso inicial se apaga tras una lesión muscular que le tiene un mes parado. 

En diciembre hace autocrítica. “Sé que mi rendimiento no es el que todos esperaban”, dice. “Lo que puedo decir es que he trabajado mucho mentalmente para estar bien y me considero mucho más fuerte”. Unas declaraciones que preceden a una lesión de menisco en el último encuentro de 2020 que lo dejan fuera para el resto de temporada y le obligan a operarse dos veces. 

Un proceso que ha hecho que Coutinho todavía no haya entrado en una lista y esté pendiente de dorsal. Si Pjanic no deja el 8 podría terminar con el 10 de Messi, una losa.

Ahora más que nunca necesita aislarse de la presión y recuperar el feeling que perdió con la afición cuando se tapó los oídos para celebrar un gol. 

El brasileño afronta su cuarta oportunidad en el Barça entre el escepticismo de la hinchada, pero la fe de Koeman. De azulgrana suma 24 goles en 90 partidos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil