Una Copa envenenada

El Barça debuta en el torneo del KO en un partido trampa contra el Cornellà, de Segunda B

Después de perder la Supercopa, los pupilos de Ronald Koeman están obligados a reaccionar

El Barça se prepara para jugar contra el Cornellà en Copa del Rey | sport

E l FC Barcelona debuta este jueves en la Copa del Rey y lo hará afrontando uno de esos duelos que en el argot futbolístico se conocen como “partido trampa” o “partido envenenado”. Son aquellos en los que el favorito, por ser de una categoría superior, se mide a uno de rango inferior —el sorteo deparó la UE Cornellà, verdugo del Atlético de Madrid— y todo lo que no sea ganar se considera fracaso absoluto. Y en esta tesitura jugará el equipo de Ronald Koeman en el Nou Municipal de Cornellà ante el titular, de Segunda División B, que afrontará además de un partido histórico, “el partido del año”.

El Barça acude al municipio del Baix Llobregat avisado. Viene de perder el primer título de la temporada, la Supercopa de España contra el Athletic y después de dilapidar dos ventajas, un 1-0 y un 2-1 en el minuto 77. Un KO hiriente por la forma y por alargar el tiempo de sequía de títulos: el último, la Liga 2018-19, data del 27 de abril de 2019 y la travesía por el desierto pronto acumulará dos años.

Hándicaps

Otros factores a tener en cuenta en esta cita contra la UE Cornellà son las bajas: Messi, sancionado con dos partidos por la expulsión que sufrió en la final de la Supercopa. El argentino, de todos modos, no hubiera jugado este partido. De hecho, no interviene en una ronda de dieciseisavos de Copa desde noviembre de 2011, contra el Ceuta en el Camp Nou (5-1).

Además del capitán, Koeman tampoco podrá contar con los jugadores que llevan tiempo en la enfermería: Piqué, Coutinho, Sergi Roberto y Ansu Fati, a los que se ha agregado Dest, con molestias musculares en el muslo derecho, y que ya no jugó la segunda parte de la final de la Supercopa de España en el estadio de La Cartuja.

El campo, de hierba artificial, aunque no es excusa, como avanzó Koeman en la rueda de prensa previa al partido, es otro hándicap para el equipo azulgrana, más acostumbrado al césped natural. Tampoco la iluminación del terreno de juego será la óptima, comentó el técnico azulgrana, pero también dijo que, igualmente, no sería ninguna justificación en el caso de caer eliminado. Tiene muy claro que “nada será excusa de no jugar o no estar” porque, como dijo, “tenemos que estar y cumplir. Somos el Barça”.

La UE Cornellà, que no conoce la victoria en Liga desde hace seis partidos, según informaron fuentes del club a EFE, solicitó a la Generalitat de Catalunya que pudiesen entrar entre 300 y 400 espectadores en el encuentro ante el FC Barcelona, pero el Govern no le dio permiso para que así fuera.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil