Contacto con Neymar en Japón

El FC Barcelona aprovechará su estancia en Japón para estrechar relaciones con Neymar y con el presidente del Santos, Luis Álvaro de Oliveira, con la idea de consolidar sus opciones para fichar a la joven estrella brasileña a medio plazo. Un Neymar que comunicará a los ejecutivos del Barça que su deseo es fichar el próximo verano y jugar cuanto antes al lado de Leo Messi y el resto del `Pep team'.

Enviados Especiales

El club azulgrana está interesado en controlar a este jugador que apunta, según todos los informes técnicos, a crack mundial y no dejará escapar ninguna oportunidad para hacérselo saber. La intención de la directiva catalana es la de mantener un contacto en las próximas horas con el delantero brasileño a fin de explicarle cara a cara el deseo de contar con sus servicios a partir de 2014, cuando acabe su contrato con el Santos.

Raul Sanllehí, ejecutivo del área deportiva que en su día ya viajó a Brasil para convencer al jugador y al Santos de la necesidad de llegar a un pacto con el Barça, aterrizó ayer en Tokio procedente de la Ciudad Condal para llevar a cabo esta misión. Lo hará junto al responsable de ese área, el secretario técnico Andoni Zubizarreta. Ambos se encontrarán hoy (el primero duerme en Tokio y el segundo en Yokohama) para efectuar este desplazamiento hasta Toyota, ciudad que albergará la semifinal entre el Kashiwa Reysol y el Santos. Verán el partido desde la grada y luego acudirán al hotel de concentración del equipo brasileño para reunirse con Neymar. En esta cita deben explicarle tanto el proyecto deportivo del club a largo plazo como hacerle saber su deseo de mantener un contacto permanente para conocer de primera mano su voluntad. En definitiva, estar cerca de Neymar para que él se sienta cerca del Barça.

De momento, el jugador está convencido de seguir en el Santos, club por el que renovó precisamente el pasado 11 de noviembre. Este movimiento llegó después de que el Barcelona y el Real Madrid entraran en una carrera para ficharle de la que, aparentemente, no hubo ganador: en ese momento, Neymar prefirió proseguir su carrera deportiva en su actual club y prorrogar su vinculación al mismo hasta después del Mundial de 2014 que se disputará en su propio país.

Fuentes cercanas al jugador explican que su intención en ese encuentro es transmitir a los ejecutivos azulgrana su deseo de que su llegada a Barcelona se produzca el próximo verano pues está ilusionado con la idea de jugar al lado de Leo Messi y formar parte del equipo que hoy por hoy tiene la etiqueta de practicar el mejor fútbol del mundo. Pese a todo, el Barça se mantiene fiel a su plan de demorar la llegada de Neymar.

Sin embargo, los grandes vencedores de toda esta maniobra fue el Santos por retener a su estrella (semanas después Luis Alvaro Oliveira pudo ganar la reelección como presidente del Santos de forma aplastante) y¿ Sandro Rosell.

Pocos como el presidente del Barça tienen controlado el mercado brasileño y solo así se entiende que lograra abortar un acuerdo casi hecho con el Real Madrid y, a la vez, pactar con el Santos un futuro traspaso en el 2014. “Rosell me ha dicho que se lo cuide hasta entonces”, desveló el presidente De Oliveira, hace poco más de un mes, después de anunciar la renovación de Neymar. El Barça llevó a cabo una jugada maestra porque en estos momentos no tiene la necesidad de ficharle y así evitaba que el Madrid se reforzase con un jugador de gran proyección internacional. Neymar permitiría a Florentino disponer de una cortina de humo si los resultados esta temporada tampoco son los esperados. Además, considera que todavía está inmaduro para dar el salto a Europa (tiene solo 19 años). Una jugada a tres bandas que solo podía protagonizar alguien como Sandro Rosell.

Si la parte ejecutiva de la entidad del Barça moverá pieza estos días, Sandro Rosell también lo hará pues tiene la invitación de Luis Álvaro de Oliveira para mantener una reunión. Según el presidente del Santos, el encuentro viene motivado “porque tengo que hacerle un regalo, y no es Neymar”. Rosell cuenta con que este encuentro se produzca aunque no hay ninguna opción de que la cita pase de ser una toma de contacto entre dos personas que se llevan bien desde hace tiempo.

No hay una fecha fijada, pero el curso de los acontecimientos provocará la cita. Sin ir más lejos, la FIFA tiene previsto ofrecer una recepción oficial con los presidentes de los equipos participantes en el Mundial de Clubs el sábado a las once de la mañana en el hotel Intercontinental de Tokio.

Una oportunidad perfecta para que Rosell y De Oliveira estrechen relaciones con Neymar como telón de fondo, aunque en ningún momento habrá negociaciones de por medio ya que la voluntad del Barça es mantener el tema en `stand by¿. El presidente azulgrana quiere que la última decisión sea del entrenador que ocupe el banquillo azulgrana la temporada 2013-14. El técnico, sea Josep Guardiola o no, deberá dar luz verde a una operación que está encarrilada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil