Luis Suárez: "Me pongo un 12 en el Barça, por las expectativas con las que llegué"

Luis Suárez: "Me pongo un 12 en el Barça, por las expectativas con las que llegué"

Oficial: Suárez deja el Barça y se marcha al Atlético de Madrid | Perform

El delantero uruguayo lamenta la lesión de su compatriota Ronald Araujo y le anima a recuperarse al cien por cien

"Ojalá pueda llegar al Mundial, sería un alivio", asegura el ex futbolista del Barça

Luis Suárez ha concedido una entrevista a 'Marca' en la que dedica gran parte de la misma a hablar de su pasado en el Barça, su relación con Leo Messi, sus sensaciones con Xavi y, también, de la inoportuna lesión de su compatriota Ronald Araujo, al que aconseja desde la experiencia cómo afrontar su proceso de recuperación.

"Es un golpe duro. Es un jugador que marca tendencia en el grupo y en la defensa por su personalidad y versatilidad. Estaba en un gran nivel. Pero sabemos cómo suplirle, aunque le vamos a apoyar para que se recupere", arranca el punta, que no esconde que "ojalá pueda llegar al Mundial. Sería un alivio, pero debe tener tranquilidad y no apurarse porque puede ser contraproducente. No le puede traicionar el entusiasmo por jugar el Mundial".

Suárez, atento a la actualidad blaugrana, cree que el Barça "hizo buenos fichajes y los jóvenes tienen dos años más de experiencia: Pedri, Gavi, Ansu, que va volviendo, más la veteranía de Jordi Alba, Busi, Ter Stegen... Es un equipo para competir por todo", asegura convencido. Además, cree que está en buenas manos con Xavi: "Es un entrenador que creció allí y sabe lo que necesita el club y el hincha. Le veo muchas condiciones para llegar lejos como técnico culé. Y además le dieron buenas herramientas para ello, le dieron los jugadores que necesitaba y quería. Toca demostrarlo".

Araujo y Luis Suárez, con la selección de Uruguay

| SPORT.es

¿Qué nota se pone en su etapa en el Barça?

El charrúa, uno de los máximos goleadores de la historia blaugrana, no dudó en puntuarse a sí mismo durante su etapa en el Camp Nou: "Un 12, por las expectativas con las que llegué, que no eran tantas al estar Leo y Neymar. Se decía que tres gallos en un gallinero no podrían convivir y demostramos que pudimos rendir, con el rol de cada uno, pero llevando a ese Barça al ser el mejor de la historia esos años. Estoy orgulloso de la carrera que hice. Fui cumpliendo con las expectativas. Al final de esa etapa, uno, obviamente, bajó el nivel pero aún así tuve la tranquilidad de superar siempre los 25 goles por temporada".

Su salida, eso sí, no fue la esperada, aunque no guarda rencor a Ronald Koeman: "El tiempo pasa, y sí, por educación y respeto, le saludaría. Si me cruzara con él, yo espero que Ronald tuviera la grandeza, que tuvo como jugador en el club, de decirme la verdad a la cara de por qué me fui, y que no me fui por motivos futbolísticos o técnicos".