Conmoción en el seno del club por el caso Barçagate

Los ejecutivos del club ya avisaron a Bartomeu hace mucho tiempo: “O Jaume Masferrer o nosotros”. Y eligió

También creen que la actuación de los Mossos fue desproporcionada y que buscaba un efecto mediático

Los Mossos detienen a Josep Maria Bartomeu por el Barçagate | Efe

El lunes fue, seguramente, uno de los peores días, por no decir el peor, en la vida de muchos empleados y ejecutivos del FC Barcelona. La actuación de los Mossos d’Esquadra, calificada por muchos de los trabajadores del club como “desproporcionada”, los ha dejado en estado de ‘shock’. Basta con leer el comentario que ayer escribió José Manuel Lázaro, uno de los dos directores de comunicación de la entidad, para entender la rabia interior que sienten por todo lo que ha ocurrido en las últimas horas.

“Dolidos, tristes y decepcionados”, afirmaba ayer un alto ejecutivo del club. Eso sí, “no sorprendidos”, porque hace mucho tiempo que la ‘clase alta’ del FCBarcelona ya le había dicho a Josep Maria Bartomeu que “o nosotros o Jaume Masferrer”. “Ese señor ha sido el auténtico cáncer de este club en los últimos años y Bartomeu se ha dejado arrastrar por los métodos de una persona altamente tóxica”, comentaba ayer otro empleado de alto rango de la entidad.

El pasado lunes fue el director corporativo del FCBarcelona, Jordi Joly, quien fue avisando a todos los ejecutivos del club que tuvieron que personarse en las oficinas de Arístides Maillol para declarar ante los Mossos. Tuvo que hacerlo él porque el CEO del club, Òscar Grau, fue retenido en su despacho sin posibilidad de salir del mismo ni hacer ninguna llamada.

Desfilaron ejecutivos de todas las áreas corporativas (económica, patrimonial, marca, Masia, recursos humanos...) y uno de ellos le preguntó al responsable de la policía autonómica el porqué de esa actuación la misma semana de la elecciones del Barça:“Podría ser que la próxima semana algunos de estos trabajadores ya no estén en el club”, fue la respuesta dada.

También se le afeó a la policía que la prensa se hubiera enterado antes de la entrada en el club que muchos de los trabajadores. “Ha habido intencionalidad de crear un espectáculo”, han denunciado.

“El daño ya está hecho”, se escuchaba ayer en Arístides Maillol, donde la mayoría de empleados están teletrabajando. “Es como si nos hubiera caído un meteorito, estamos anímicamente hundidos”, decía otro.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil