Sport.es Menú

Confidencial SPORT: Messi 'destroza' el GPS

El crack blaugrana registró los mejores números en un partido de pretemporada desde que juega en el Barcelona

"Está feliz, ha renovado con el FC Barcelona y se ha casado", aseguran desde el vestuario

Messi rompió ante la Juventus todos los registros en un amistoso de pretemporada
Messi rompió ante la Juventus todos los registros en un amistoso de pretemporada | AFP

"Está feliz, ha renovado con el FC Barcelona, se ha casado y ha llegado a la pretemporada como una moto”, aseguraban desde el vestuario antes de partir hacia la gira americana cuando preguntamos por Leo Messi. Una afirmación que nos dejó con alguna duda porque a veces se suele sobredimensionar a los grandes jugadores desde allí dentro.

No fue hasta el primer partido de la era Valverde que pudimos comprobar que estas aseveraciones no iban de farol. De hecho, hasta se puede cuantificar esta realidad porque según nos cuentan desde el vestuario, “explotó en todos los datos y parámetros del GPS”.

Hay que recordar que todos los jugadores del FC Barcelona afrontarán los amistosos de pretemporada con un aliado inseparable: un GPS monitorizado en el torso cuya función prioritaria es realizar un seguimiento físico y metabólico de su estado físico a través de una serie de parámetros que se recogen en un ordenador.

Pues bien, el domingo el GPS de Leo Messi arrojó unos datos nunca vistos en el transcurso de una pretemporada.Evidentemente no nos han revelado las cifras exactas porque se trata de información clasificada y personal, pero sí nos han reconocido que “son los mejores de Messi en una pretemporada”.

Tanto en número de kilómetros recorridos, como velocidad en arrancada, potencia y aceleración, velocidad en veinte metros, capacidad aeróbica y una serie de registros más superó con creces los que venían siendo habitual en Leo durante una pretemporada.Cabe señalar, en honor a la verdad, que las pretemporadas de Messi siempre han tenido un componente inusual, ya que venía de jugar la Copa América o el Mundial en los meses de junio, por lo que físicamente sus condiciones a su regreso no eran las mejores precisamente, además de no sumar casi nunca los treinta días de vacaciones.

En esta ocasión ha llegado descansado y físicamente “como un vendaval”, por lo que si a eso añadimos todo su talento innato, tenemos a un “líder absoluto”, en todos los conceptos de la palabra.

Y una imagen vale más que mil palabras. Ver a Leo defendiendo en el partido ante la Juventus un balón en la banda derecha donde Aleix Vidal se había quedado adelantado, y la manera cómo presionó para recuperar el balón, dejó bien claro que este Messi es ya insuperable.
De hecho, el astro argentino recuperó un total de seis balones, dejando a los jugadores de la Juventus al borde de la resignación, encerrados y sin ideas para salir adelante.

Y si el líder es el primero en sacrificarse, el resto ha de seguirlo a pie juntillas, obligado a dar el 200% si hace falta.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil