Confidencial: recuperar al mejor Dembélé, un reto personal de Koeman

El técnico holandés mima y sigue muy atentamente el plan específico sobre el 'mosquito'

El objetivo es evitar lesiones propias de una musculatura larga y que Dembouz tenga continuidad en su juego

Dembélé se sigue poniendo a tono: gran jugada personal a base de regates ante el Girona | FCB

Ousmane Dembélé es el segundo fichaje más caro de la historia del club y un futbolista que en su cuarta temporada todavía no ha logrado triunfar en el Barça a causa de las continuas lesiones musculares. Hay quien incluso lo da por un caso perdido, más de un entrenador se llegó a desesperar, pero el ‘Mosquito’ ha encontrado en Ronald Koeman a un aliado.

Desde el primer momento, el holandés le ha hecho saber que confía en sus cualidades, que para su sistema son imprescindibles extremos rápidos y con desborde, pero también que irá con toda la cautela del mundo, sin precipitaciones, pues de nada le sirve que juegue a tope cuatro partidos y luego se pase meses lesionado. Y que le exigirá a tope en todas las facetas.

Koeman, a través de los preparadores físicos, sigue al detalle la puesta a punto de ‘Dembouz’. En un fútbol tan profesionalizado, todos los futbolistas cuentan con un plan específico, de cargas de trabajo y nutrición, conforme a su metabolismo, pero el caso de Dembélé es especial.

Especial hincapié en el arranque

Se pudo apreciar en el descanso del Gamper. Ousmane fue el único suplente que hizo un trabajo específico bajo las directrices de los preparadores físicos Albert Roca y Dani Benito basados principalmente en controlar los arranques del jugador con una correa y un balón medicinal blando. Porque la musculatura del francés, como explicó en su día a SPORT el doctor Ramón Cugat, es potente y larga, lo que permite un juego explisivo pero también lesiones si no es debidamente controlada. Unos ejercicios que vieron la ‘luz pública’ el sábado, pero que son habituales en los entrenamientos diarios y Koeman los sigue con especial atención.

Reparto de minutos muy calculado

Hay muchas esperanzas depositadas en Dembélé e incluso Koeman tiene previsto darle la titularidad a medio plazo, porque es un tipo de jugador que le gusta, pero el holandés está siendo también muy exigente y no dejará pasar una. Ronald evalúa su respuesta en cada momento, también fuera del terreno de juego. En el césped ha ido repartiendo sus minutos con precisión y siguiendo los consejos de su equipo de preparadores. Recuperar al mejor Dembélé, a aquel del que solo hemos visto destellos en cuatro años, puede ser el mejor fichaje de la temporada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil