La condición de Mascherano para continuar en el Barça

Se siente con fuerzas para pelear la titularidad con Umtiti

Todo dependerá de los refuerzos del Barça en la línea defensiva

Mascherano celebra su gol ante Osasuna
Mascherano celebra su gol ante Osasuna | sport

Javier Mascherano quiere quedarse como mínimo una temporada más en el FC Barcelona: el argentino es feliz y está convencido de que el proyecto deportivo azulgrana aún tiene recorrido, con independencia del técnico que llegue al frente del equipo.

El argentino quiere seguir, aunque no a cualquier precio. Así se lo ha expresado personalmente a la dirección deportiva y a los dirigentes del club.  


El Jefecito no quiere ser una simple comparsa dentro del terreno de juego y limitar su rol al clásico jugador destinado a marcar el orden de puertas adentro y ejercer de perfecto anfitrión ante los posibles refuerzos previstos para este verano.

Quiere más, considera que su nivel de juego está acorde a un conjunto de elite y aspira a disputar un mínimo de minutos de máxima competitividad.

Si es luciendo la camiseta del Barça, perfecto; en caso contrario, no descarta emprender una última aventura lejos del Camp Nou antes de su regreso a Argentina para colgar las botas como futbolista en activo y arrancar su más que prometedora carrera como futuro entrenador.

En los últimos días, a raíz de varios rumores sobre posibles ofertas por Mascherano, desde el área deportiva del Barça se ha insistido una y otra vez en declarar intransferible al internacional albiceleste. El mensaje es inequívoco e incide en la voluntad de contar con Mascherano la próxima temporada. No se quiere alimentar ningún debate alrededor de la figura del argentino.

Pero la realidad es diferente. Javier conoce como nadie el diseño de la primera plantilla azulgrana, su encaje en el complicado dibujo del equipo y la voluntad de la dirección deportiva de cara a posibles refuerzos este verano.

El argentino sabe que, en condiciones normales, el Barça fichará como mínimo a un central más, intentando que Mathieu encuentre acomodo lejos de la plantilla. Y justo en este punto se generan las grandes dudas.

luchando por la titularidad

Mascherano entiende su rol como tercer central del equipo. El argentino sabe que en el escenario actual su alternancia entre titularidades y suplencias es una constante y se siente con fuerza más que suficiente para pelear con Umtiti la plaza de partenaire de Gerard Piqué.


Si el perfil del nuevo central azulgrana se ajusta al de joven promesa que necesita tiempo de adaptación y rodaje en Can Barça, todo seguirá igual.

Si, por el contrario, Robert Fernández y compañía entienden que el fichaje del defensa obedece a un futbolista de ‘rendimiento inmediato’ y apuntan a un primera línea, Mascherano llamará a las puertas del club.


Javier entiende el papel de tercer central, pero el de cuarto va más allá de sus deseos. Quiere jugar de forma regular en el año previo a la disputa del Mundial de Rusia 2018. Nada de ser un invitado de previa y llegar fuera de forma a la gran cita. El argentino, sea como central, centrocampista de contención o incluso lateral derecho se siente con fuerzas para defender los colores de un equipo que aspire a todo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil