Sport.es Menú

Depositados los sueños de La Masia y la primera piedra en el Estadi Johan Cruyff

El nuevo campo, que acogerá los partidos del filial, el fútbol base y el Barça Femenino, tendrá capacidad para 6.000 personas

La inauguración de la nueva instalación está previsto para los inicios de 2019

Bartomeu pone la primera piedra del estadio Johan Cruyff | ATLAS

No fue casualidad. El 14 de septiembre, fecha que contiene los dos números que más simbolizan la magia de Johan Cruyff, el estadio que llevará el nombre del exjugador holandés vivió su pistoletazo de salida en forma de la colocación simbólica de la primera piedra. El nuevo campo de la Ciutat Esportiva, en el que jugarán Barça 'B', Barça Femenino y también el fútbol base azulgrana, estará listo a principios del 2019 y tendrá una capacidad para 6.000 espectadores.

En un acto celebrado sobre el mismo terreno en el que se construirá el Estadi Johan Cruyff, representantes diversos del FC Barcelona y gran parte de la familia de Johan hicieron de una escena protocolaria un nuevo homenaje al fallecido exjugador y exentrenador azulgrana.

Andrés Iniesta y Gerard Deulofeu, del primer equipo de fútbol, Carles Aleñá y Sergi Palencia, del filial, y Marta Unzué y Laura Ràfols, del Barça Femenino, fueron los deportistas del club que tomaron parte en la colocación de una primera piedra formada por múltiples objetos simbólicos y, sobre todo, los sueños de La Masia. A partir del 2019, fecha en la que está previsto que el estadio vea la luz, los jóvenes talentos del conjunto azulgrana tendrán la oportunidad de demostrar su calidad en el nuevo estadio.

La apuesta arquitectónica de 'Batlle i Roig Arquitectes' destaca por querer dotar la instalación de modernidad y de un perfil asimétrico. La tribuna alta del estadio tendrá capacidad para 1.000 espectadores, mientras que la baja podrá acoger hasta 5.000 personas, ambas con cubierta integral inspirada en el antiguo campo de la calle Indústria.

Jordi Moix, comisionado del Espai Barça, destacó que el querer tener un patrimonio propio fuerte es lo que convierte al Barça en un club de referencia, mientras que, en su turno, Laura Ràfols y Sergi Palencia desearon cosechar muchos éxitos en la nueva instalación. “Es un orgullo estar aquí. Es un estadio especial porque lleva el nombre de un referente. Espero que el juego que nos enseñó Johan se pueda desarrollar aquí y la gente de la casa haga aquí el paso previo para jugar en el Camp Nou”, dijo el jugador del filial.

Moix depositó un casco de obra en la primera piedra; Iniesta, un balón; los jugadores del fútbol base, una camiseta firmada por los deportistas del club. En definitiva, fue una primera piedra que reúne los ideales de Johan. Al término del acto, Susila, una de las hijas del holandés, y el presidente azulgrana, Josep Maria Bartomeu, soterraron la primera roca de muchas que harán falta para completar un proyecto acordado con la familia Cruyff tras el fallecimiento del 'Flaco'. Éste habría sonreído, seguro, al ver la foto final en la que Danny Coster, su viuda, posó junto a Iniesta y otros 'peloteros' y 'peloteras' del club azulgrana. Porque por encima de todo, Johan era fútbol. Fútbol de toque que, desde el cielo, el holandés podrá ver cada fin de semana en su propio estadio.

NADIE SE LO QUISO PERDER

El simbolismo y emotividad del acto reunió a un gran número de personalidades relacionadas con el FC Barcelona y Johan Cruyff. Al margen de una enorme expectación mediática, en Sant Joan Despí se pudo ver a exazulgranas como Carles Busquets, Angoy, Albert Ferrer, Jesús Mariano Angoy -ahora técnicos del club- o, entre otros, Gerard López y Gabri García de la Torre, técnico del filial y el Juvenil A azulgrana respectivamente.

A nivel de directiva, a Bartomeu le acompañaron Jordi Cardoner, Jordi Moix, Albert Soler y Jordi Mestre, entre otros.

Por parte de la familia de Johan, la viuda del holandés, Danny Coster, estuvo acompañada de sus hijas, Chantal y Susila.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil