Sport.es Menú

¿Qué le pasa al Barça?

Nuestros analistas Pichi Alonso y Gerard López descifran la situación que vive el conjunto blaugrana

 Valverde analizó la dura derrota del Barça en rueda de prensa | PERFORM

Apesar de estar liderando la Liga y también su grupo en la Champions League, la tercera derrota liguera del FC Barcelona ante el Levante vuelve a encender las luces de alarma en el Camp Nou. Ya no por la derrota en sí misma, por encima de todo por las sensaciones que transmite el equipo y la imagen que proyecta. Pichi Alonso, avezado crítico futbolístico, y Gerard López, nos dan algunas claves para entender lo que le pasa al conjunto que dirige Ernesto Valverde.

1. ¿UN TROPIEZO EVENTUAL ANTE EL LEVANTE?

Pichi Alonso: No, por supuesto que no estamos ante una derrota circunstancial o puntual. No estamos ante un accidente. Viene de lejos. Las temporadas anteriores el Barça cayó con estrépito ante algunos grandes equipos del fútbol europeo: PSG, Juventus, Roma o Liverpool. Ahora, esos tormentos se han producido ante equipos menores, como Granada o Levante, sin tener en cuenta las dificultades  y debilidades frente a Borussia,Inter y Slavia.

Gerard López: Esto no era habitual hace unos años. Es evidente que no es una cuestión puntual. Viendo los partidos del Barça fuera de casa, tanto en Liga como en la Champions League, no queda más remedio que pensar que algo pasa, porque antes era prácticamente imposible que el Barça perdiera un partido en el que iba por delante en el marcador. El dominio que antes ejercía el equipo sobre sus rivales era absoluto. No les daba opción, por eso era tan difícil que le golearan o que perdiendo un encuentro.

2. ¿CUÁL ES EL PRINCIPAL PROBLEMA QUE DETECTA?

Pichi Alonso: Poca solidez defensiva y muy vulnerable. Es indiscutible que el Barça ha dejado de ser un equipo sólido como antaño. Su principal problema es que no tiene una buena estructura defensiva. Defiende mal sin balón. Si quiere preservar el estilo Barça debe jugar de forma más compacta.  En el Camp Nou, donde empezó perdiendo muchas veces, ha tenido capacidad de reacción. Sin embargo, como visitante, no la tiene y la sangría está siendo evidente. ¿Por qué? Los rivales son descarados, son atrevidos, presionan arriba, saben que el Barça es vulnerable y lo huelen. Y a partir de  ahí vienen los problemas. 

Gerard López: No es nada peyorativo nI hay crítica detrás de la afirmación de que hay dependencia de Messi porque es algo extraordinaria tener al mejor del mundo en tu equipo. Sin embargo, no se puede pretender que siempre gane él los partidos, haga los goles y dé las asistencias. Me refiero a que el equipo, en conjunto, como bloque, debe tener más argumentos y más opciones. Hay una tendencia natural a jugar siempre para Leo y que él decida. Y el Barça tiene muchos jugadores con un nivel altísimo que también pueden marcar diferencias.

3. ¿OBSERVA PROBLEMAS FÍSICOS, TÁCTICOS O DE ACTITUD?

Pichi Alonso: No es problema de actitud, sí de intensidad. Los ‘tics’ que observamos en los jugadores del FC Barcelona es que bajan de intensidad en muchas fases del partido. Dejan de presionar en campo contrario, se desordenan y no controlan el balón, que siempre ha sido la seña de identidad del Barça: el balón. Antes lo recuperaban en campo contrario, ahora lo hacen en el propio. Están  menos tiempo en el terreno de juego del rival. Esos síntomas son especialmente preocupantes como equipo visitante porque el equipo sufre y queda en evidencia. El Levante les pasó por encima en siete minutos porque jugaron con una intensidad a la que el Barça no supo responer porque no tuvo el balón para hacerlo. Y se quedó sin argumentos. El centro del campo azulgrana desapareció por completo, dejando una amplia zona a merced de los jugadores del Levante. Vimos cómo los del Barça replegaban tarde. Tácticamente no hacen bien las cosas.

El FC Barcelona sumó su tercera derrota lejos del Camp Nou | JAVI FERRÁNDIZ

Gerard López: No es problema de actitud, sí de desorden. Estoy convencido de que los jugadores no se han cansado de ganar. En absoluto. Si que tienen un punto de excesiva confianza porque casi siempre han ganado los partidos por calidad e inercia. O por Messi. El problema está en que los rivales ya te conocen muy bien y saben que siendo intensos y atacando arriba al Barça son vulnerables. Sí, porque el Barça es otro muy diferente cuando no tiene el balón. Sufre. Y lo peor que le puede ocurrir a un equipo que solo se siente a gusto con el balón son esos partidos con tantas idas o venidas.

4. ¿QUÉ SOLUCIONES DEBERÍA TOMAR AHORA VALVERDE?

Pichi Alonso: Es urgente ser más regular y constante. Si el equipo no es más solidario y todos entienden que han de jugar más juntos y atacar y defender como un bloque, seguirán los problemas. Sobre todo porque el Barça no está construido para imponerse por asalto sí por calidad técnica, pero esto no sirve de mucho si no va acompañado de trabajo físico e intensidad. El equipo debe empezar a tener más el balón en campo contrario para que no sufra a sus espaldas. Debe replegar mucho mejor en defensa para no ser tan vulnerable. Físicamente es inferior a la mayoría de sus rivales. Quizás ahí deberían empezar a pensar si tienen en la plantilla, hoy en día, a los jugadores necesarios para los retos del fútbol moderno. Las palabras de Ter Stegen y Griezmann son por algo.

Gerard López: Posesiones más largas y controlar el balón. El Barça nunca ha sido un equipo muy físico. Puede que con Vidal en el campo y la frescura de De Jong arregle esa debilidad, pero obviamente otros jugadores sufren porque están  acostumbrados a atacar desde la posición. No les va bien correr y perder el sitio. Por eso el balón es tan importante y por eso el equipo tiene que hacer posesiones más largas, con cambios de juego constantes y procurando tener paciencia para encontrar los espacios. A los rivales hay que cansarlos y acabar con su concentración. Y si no se tiene el balón, el objetivo es recuperarlo en campo contrario. Salta a la vista que cuando no hay una presión alta y no tiene el esférico, el Barça defensivamente concede mucho terreno de juego y espacios.

5. ¿DEBERÍA CAMBIAR DE SISTEMA EL BARÇA Y PASAR AL 4-4-2?

Pichi Alonso: Igual hay que sacrificar el juego de posición. Sin duda creo que el equipo, a la luz de lo que sufre, necesita un reajuste táctico. Al juego de posición se le puede dar una vuelta de tuerca.  Hay que juntarse más las líneas y ser más solidarios en el esfuerzo.  Si suben los laterales, alguien tiene que estar ahí para tapar sus espaldas. Si Suárez y Messi no presionan arriba, alguno deberá hacerlo por ellos. La clave está en defender por acumulación en espacios cortos.

Gerard López: Adaptarse a las circunstancias. Recuerdo que con Luis Enrique el Barça llegó a jugar algunos partidos de Champions con 4-4-2 de inicio. Y le fue muy bien ante rivales muy potentes. No hay nada de malo en protegerse, en adaptarse a las circunstancias del partido, porque el rival también juega y manda. Con Luis Enrique el equipo estaba más junto y hacía un fútbol más directo, sin renunciar al contragolpe si era necesario. La obligación del Barça es seguir siendo fiel a su ADN, pero con la capacidad de saber adaptarse a lo que pide el partido en casa momento. Y eso también pasa por dominar la estrategia, que no siempre sale a relucir. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil