Las claves (y preocupaciones) de la cuarta y decisiva operación de Ansu

HISTORIA SPORT

El médico-cirujano de la selección portuguesa interviene hoy en Oporto al jugador del Barça para extirparle parte o la totalidad del menisco

En el club preocupa el estado de la infección y cuánto ha afectado al cartílago

El jugador podría volver a pasar por el quirófano en los próximas días | Marta Fernández

Cuarta y (crucemos los dedos) definitiva operación a la que se someterá Ansu Fati. Hoy, en Oporto, y, por primera vez, no bajo la supervisión del cuerpo médico del Doctor Cugat. Tras visitar hace una semanas al Doctor Bertrand Sonnery-Cottet en Lyon y hacer lo propio recientemente en Portugal, finalmente será el equipo del médico-cirujano de la selección portuguesa (José Carlos Noronha, de confianza de su agente Jorge Mendes) quien realizará la nueva intervención al nombrado mejor futbolista joven del mundo en 2020. 

En la operación (supervisada también por Antonio Maestro, jefe de los servicios médicos del Sporting de Gijón y hombre de confianza de Mateu Alemany) la idea es realizarle una ‘toilette’ articular (“limpiar la zona de restos y fragmentos y se remodela el menisco para dejarlo con menos tejido meniscal”, tal y como nos comenta el traumatólogo especialista en deporte Juanjo López Martínez) y extirpar parte o la totalidad del menisco (lo que se conoce como meniscectomía). La decisión definitiva no se tomará hasta que se abra la rodilla afectada y se aprecie con exactitud. Como venimos comentando estos últimos meses, la sutura no ha cicatrizado bien e incluso se ha producido una infección, que ahora mismo es lo que más preocupa. 

LOS EFECTOS DE LA INFECCIÓN

El hecho de que no suturara de forma efectiva esa primera artroscopia provocó que el jugador no tolerara las cargas de trabajo que empezó a llevar a cabo ya en diciembre-enero. Rápidamente se generó líquido y comenzó todo este ‘tour’ de intervenciones y de visitas a varios especialistas después de que nada avanzase como inicialmente se había previsto.

Uno de los aspectos a tener más en cuenta es ver hasta qué punto la mencionada infección puede haber afectado al cartílago, lo que podría a su vez influir en la longevidad del menisco. Y esa es una de las mayores preocupaciones en el seno del Barça y que no podrá dilucidarse hasta que no se abra la zona afectada. En cualquier caso, de momento toca esperar a conocer el último veredicto y que dentro de los tintes que ha ido cogiendo todo los daños sean los menos posibles.

“Viendo que no ha ido bien la sutura, lo lógico es quitarle el menisco. Es una rodilla que va a sufrir más, va a tener menos almohadilla. Ya veremos el tiempo de recuperación. Dos meses me parece lógico. Podría ser menos, pero viendo la batalla que lleva acumulada y que hace meses que no puede entrenar bien es un tiempo estimado coherente”, comenta el Doctor López Martínez. 

ADIÓS EUROCOPA

Ante este nuevo giro de los acontecimientos en la recuperación de Ansu, obviamente no hay ninguna esperanza de que llegue a la Eurocopa, que arranca el próximo 11 de junio. Tampoco acudirá a los Juegos Olímpicos, que comienzan a finales de julio. Dos sueños truncados para el atacante internacional. Ahora el objetivo principal es que pueda arrancar a tope la próxima temporada.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil