La cláusula secreta de Ansu Fati

EXCLUSIVA SPORT

SPORT ha tenido acceso a los detalles de la opción unilateral que tiene el FC Barcelona para renovarlo por dos temporadas más

El Barça se aseguró mantener esta posibilidad el año pasado pagando una mínima cantidad de 55.500 euros

Ansu Fati posa con la camiseta y el dorsal 10 | FCB

El 4 de diciembre del 2019, el FC Barcelona anunció la renovación de Ansu Fati hasta el 2022, con opción a dos años. La cláusula subía temporalmente a 170 millones, que fueron 400 cuando tuvo ficha del primer equipo. Sobre los dos años opcionales no se revelaron detalles, pero SPORT puede confirmar el contenido exacto de las dos cláusulas que dan tranquilidad al club en el actual proceso para prorrogar la vinculación que, a priori, termina a final de la campaña.

En todo caso, debe quedar muy claro que el Barça tiene como prioridad llegar a un acuerdo amistoso con su representante, Jorge Mendes, con el que las dos partes se sientan satisfechas. El club entiende que Ansu Fati es un activo de futuro imprescindible, que engancha a los culés y que debe llevar el ‘10' heredado de Leo Messi muchos años más.

Las conversaciones están en marcha y existe buena sintonía. El Barça está apostando fuerte por un futbolista cuya vuelta a los terrenos de juego es inminente, pero con la incertidumbre lógica después de sufrir cuatro operaciones en un año. La línea de prudencia general se modificará ligeramente para que Ansu se sienta reconfortado con el nuevo contrato.

La línea es llegar a un buen entente en las próximas semanas, pero en todo caso en el club existe tranquilidad por dos cláusulas de su contrato, a las que ha tenido acceso SPORT.

Por un lado, el contrato refleja en el apartado 1 que “el Barcelona tendrá un derecho unilateral de prórroga por dos temporadas más, esto es hasta 30 de junio del 2024, sujeto a que notifique al jugador la decisión no más tarde del 15 de junio del 2022”. En el punto 2 se específica que el Barcelona puede “abonar al jugador la cantidad de 55.500 euros por el reconocimiento de este derecho unilateral al Barcelona, a no más tarde del 31 de octubre del 2020, con independencia de que la prórroga se materialice o no”.

De entrada, el Barça ejecutó ya esa segunda cláusula. Es decir, pagó una módica cantidad de 55.500 euros para mantener la opción de renovar al futbolista de forma unilateral a final de temporada. El club hizo los deberes y ahora tiene tiempo para llegar a un consenso con el futbolista antes del próximo 15 de junio. Sin embargo, la expectativa es que la firma no se demore en exceso con el tiempo. Ansu es un futbolista considerado fundamental y se está actuando con la diligencia. El anuncio sería una bomba de oxígeno para la moral colectiva.

El papel de Rodrigo Messi

 La negociación de este contrato que ahora da cierto margen al FC Barcelona fue obra de su anterior representante, Rodrigo Messi. El hermano de Leo veló por el bien del futbolista y dio prioridad al club blaugrana cuando tenía opciones de salir con condiciones económicas mucho más altas. Era la época del 'boom' de Ansu y Rodrigo aconsejó al jugador que, a los 17 años, seguir en el Barça era el mejor camino para su crecimiento.

Fue un contrato ya considerable, aunque dentro de un orden y con unas condiciones con mucho sentido en un fútbol descontrolado en que el Barça acaba de sufrir un caso opuesto con Ilaix Moriba.

Ansu Fati quiere seguir muchos años más en el Camp Nou

| AFP

El club quiere el acuerdo sin tener que llegar a aplicar las cláusulas para seguir con su idilio con Ansu Fati. Éste es el objetivo principal, pero también se aseguraría evitar posibles litigios. Desde la órbita de Jorge Mendes se ha deslizado una interpretación del reglamento de la FIFA, según el cual los jugadores menores de edad no pueden firmar un contrato de una duración mayor de tres años y no se aceptan cláusulas de ampliación, como sería el caso del FC Barcelona. Sin embargo, este reglamento no se aplicaría si las leyes españolas autorizan este tipo de contratos, que es a lo que el Barça se puede aferrar.

Una lectura legal que el club barcelonista se quiere ahorrar y que, viendo la predisposición de Ansu para continuar, quizá no tenga que llevarse a cabo. 

El Barça sabe lo que tiene entre manos y el futbolista también es consciente de que seguir en el Camp Nou es la mejor opción. Vestir la elástica blaugrana con el ‘10’ es un logro solo para elegidos.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil