Cesc y Xavi meten al Barça en la final de Copa

Cesc y Xavi meten al Barça en la final de Copa

Doce finales en sólo cuatro años, y la oportunidad de sumar un título más a su increíble palmarés en este periodo. 13 de 16 llevan hasta ahora. Una "barbaridad", como diría Pep. Y pueden ser más, porque por mucho que algunos se empeñen en hacer creer lo contrario, el Barça sigue siendo el único que sigue vivo en tres competiciones. El camino que queda por recorrer es largo y duro. Todo puede pasar. También en la Copa, donde le esperan los fieros 'leones' de Marcelo Bielsa como último escollo. La final soñada, un clásico con mayúsculas entre los dos reyes de la competición. Y un rival que poco se parece con el que perdió 4-1 en la de hace tres años en Mestalla. Un Athletic temible. ¿Se repetirá la historia?.

FICHA TÉCNICA
Copa del Rey

FC Barcelona

2 ________________ 0

Valencia

ALINEACIONES

FC Barcelona

Pinto; Puyol, Mascherano, Piqué, Abidal, Thiago, Xavi, Cesc (Iniesta, mi.90+2), Cuenca (Tello, min.89), Messi y Alexis (Dani Alves, min.86).

Valencia

Diego Alves; Miguel, Rami, Víctor Ruiz, Jordi Alba, Albelda (Parejo, min.85), Banega (Tino Costa, min.68), Feghouli, Jonas (Piatti, min.79), Mathieu y Aduriz.

Árbitro

Fernández Borbalán (Colegio Andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Aduriz (min.22), Víctor Ruiz (min.51), Cesc (min.67) y Thiago (mi.82). Expulsó por doble amonestación a Feghouli (min.45 y 76).

Goles:

1-0: Cesc, min.16. 2-0: Xavi, min.81.

Incidencias:

Partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey disputado en el Camp Nou ante 69.476 espectadores. Antes del encuentro, se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del pintor y escultor catalán Antoni Tapies, autor del cartel del centenario del FC Barcelona.

Sufrimiento inicial

El Barça no pudo resolver la eliminatoria por la vía rápida, a diferencia de lo que había hecho el Athletic con el Mirandés en la víspera. Tampoco entraba en las previsiones de Pep Guardiola que algo así pasara. El Valencia no iba a tirar la toalla así como así, y se aferró con uñas y dientes a sus posibilidades después del 1-1 de la ida. Su manual de estilo fue similar al de hace una semana en Mestalla: presión asfixiante, contragolpes rapidísimos y juego duro cuando le convino para frenar a su rival.

El Barça empezó titubeante. Nervioso en defensa, y perdiendo muchos más balones de lo habitual. El primer cuarto de hora fue de claro dominio che. Tanto, que hasta la posesión en este tramo fue suya, algo casi insólito cuando juegan los azulgranas. Mathieu avisó en el 3' estrellando un remate en el lateral de la red. El interior galo y Alba eran dos 'puñales' por las bandas. Pero Aduriz, recambio de Soldado como '9', estuvo bien 'atado' por el centro.

Cesc da la calma con su gol

La noche no pintaba bien. Pero todo cambió en la primera aproximación del Barça al área de Diego Alves. Messi se sacó un 'conejo' de su chistera sirviendo un centro mágico desde el medio del campo. El balón 'voló' casi 40 metros, hasta llegar medido a pies de Cesc. El ex del Arsenal se zafó de Miguel, y batió al meta valencianista 'picando' el esférico con suavidad ante su salida (1-0, 15').

El tanto devolvió la tranquilidad al Camp Nou y espoleó a un Barça que, a partir de ahí, fue el amo y señor. Las ocasiones empezaron a sucederse una tras otra sobre la portería de Alves, convertido de nuevo en el héroe 'che'. Sus paradas evitaron una goleada de escándalo, y mantuvieron vivos a los de Emery hasta el final. Por lo menos, cuatro evitó antes del descanso. En el 18', se lució despejando un mano a mano con Messi, y luego Cuenca envió fuera su rechace. En el 25', paró en dos tiempos un chut de falta del '10'. Y en el 30' y el 36', sacó sendas manos ante Cesc.

Perdonan

El guión empezaba a parecerse demasiado al que ya se ha visto otras muchas veces esta temporada. El Barça dominaba, atacaba, creaba oportunidades sin cesar... pero siempre perdonaba. Una película que se repite ya demasiado. Ocurrió ante el Valencia en la ida, ante la Real Sociedad el sábado en la Liga... No supieron 'matar' el partido los de Guardiola. Puyol, omnipresente, era un coloso que estaba en todas partes. Messi lo intentaba todo, pero la suerte le seguía dando la espalda. A Cuenca y Alexis, también. Xavi y Thiago buscaban espacios por todas partes, y de hecho los encontraban... pero ninguno acababa en la red después. Y así siguió siendo en la segunda parte.

Pinto, salvador

La reanudación empezó con 'susto', con Pinto, salvador, evitando el empate en un mano a mano con Jordi Alba. Y acto seguido, un disparo de Aduriz tras su rechace. Fue un paréntesis en el continuo asedio culé.

Cuesta creer que el Barça sufriera teniendo las ocasiones que tuvo. Y también que Messi se topara una y otra vez con la misma piedra. Al argentino parece que le hayan echado mal de ojo. Se dejó la piel y pudo lograr un 'hat trick', pero no. En el 53', disparó ante Víctor Rivas, pero el rechace de éste topó en el larguero. Un minuto después, una de sus acciones 'maradonianas' -se fue de tres con un autopase increíble-, lo envió Alves a córner. El brasileño fue su eterna pesadilla, ya que en el 85' evitó otro gol cantado de falta.

Xavi sentencia

Se quedó el Valencia con diez por la clarísima expulsión de Feghouli, que vio la segunda amarilla tras darle un manotazo en la cara a Puyol (74'). El duelo sólo tenía un color, el azulgrana, pero la eliminatoria no estaba resuelta todavía. No lo estuvo del todo hasta que Xavi sentenció en el 80'. El '6' del Barça está destapando su faceta más goleadora esta campaña. El 2-0 nació de una triangulación rapidísima iniciada por Messi en la media, seguida por Alexis y que terminó con Cesc como asistente, dejando solo al de Terrassa para que 'fusilara' sin contemplaciones con un trallazo que se coló por la escuadra.

El Camp Nou respiró tranquilo. Por fin, el Barça, estaba sí o sí en la final. Lo mereció más que nadie. Su último obstáculo será el Athletic. ¡A por la Copa!.