Cesc, tocado, apunta al banquillo

A Pep Guardiola le han trastocado sensiblemente los planes de cara al partido de esta noche ya que su idea inicial era alinear a Cesc Fàbregas en el once titular ante el Athletic de Bilbao, pero una lesión fortuita del de Arenys, que sufrió un pinchazo en su espalda el pasado jueves tras el entrenamiento en las instalaciones del Inter de Milán, le ha obligado a replantear su pizarra.

Jordi Gil/Javier Miguel

El centrocampista, que ayer ni tan siquiera se entrenó junto al resto de sus compañeros, se quedó en el gimnasio donde los médicos aprovecharon para hacerle una infiltración en la zona afectada con el fin de que pudiera estar al menos en el banquillo para el partido ante el conjunto vasco.
Así pues, la realidad es que Cesc no estará hoy al cien por cien, por lo que su presencia en el once inicial está prácticamente descartada. Eso no quiere decir que sea baja, ya que la infiltración le permitiría jugar una parte del encuentro sin dolor, pero tendrá que empezar desde el banquillo en el mejor de los casos.
Para tranquilizar a la afición, constatar que se trata de una lesión muy menor que no le impedirá estar al cien por cien el próximo martes ante el Milan. De hecho, no se puede descartar que Cesc juegue hoy mismo unos minutos si el míster lo considera oportuno, pero evidentemente no está para disputar los noventa minutos.

Este contratiempo le impedirá a Pep dar descanso a alguno de sus pupilos con más sobrecarga de minutos o más susceptibles de sufrir lesiones. Si su intención era dar un respiro a jugadores como Alexis e Iniesta, ahora solo podra hacerlo como mucho con uno de ellos. Tampoco se podría descartar que el sacrificado fuera Xavi Hernández, quien acabó el partido cojeando tras recibir un fuerte golpe de Ambrosini, aunque en todo caso el egarense se ha ejercitado estos dos días con total normalidad.

Caras nuevas
Las grandes novedades en la alineación de esta noche podrían ser Thiago y Pedro. Dos nombres propios que podrían dar un aire fresco al equipo, ya que el primero ni tan siquiera jugó el pasado miércoles y el segundo solo participó unos minutos.

Está claro que en defensa las alternativas de rotación son mucho menores, aunque Adriano pueda recibir hoy mismo el alta. En todo caso, una defensa de tres le facilitaría reservar algún jugador de cara a la final anticipada que tiene el próximo martes en el Camp Nou. Aunque no cabe duda de que se trataría de una apuesta muy arriesgada ante un equipo que juega tan bien al toque y al contragolpe como el Athletic.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil