¿Cerró Dembélé su etapa como azulgrana?

¿Cerró Dembélé su etapa como azulgrana?

El gol de Dembélé que abrió el marcador ante el All Star de Australia | FCB

Anotó el primer gol del Barça en el minuto 34

El delantero francés jugó todo el partido, como Alves y Araujo

Ousmane Dembélé cerró su etapa azulgrana firmando un discreto partido contra el A Leagues All Stars del campeonato australiano (2-3). El delantero francés fue titular, jugó los 90 minutos, marcó un gol y, pese a ser protagonista, tuvo poca efectividad.

Dembélé inició el partido evolucionando como extremo izquierdo y, desde el pitido inicial, tuvo tendencia a trazar diagonales y evolucionar por el centro para dejar libre el carril zurdo para las subidas de Balde.

Se dejó ver en el minuto 9 con un asistencia a Luuk de Jong que no llegó a su destinatario. Tampoco conectó con el neerlandés en el minuto 15.

En el capítulo rematador, Dembélé firmó cuatro remates. El primero en el minuto 13, con una rosca desde fuera del área que se perdió por la línea de fondo. El segundo, en el minuto 22, muy tímido, lo despejó Rowles a saque de esquina.

El tercer disparo del francés lo blocó el portero en el minuto 26 y el cuarto, en el 34, significó el 0-1. Dembélé, después de recibir de Gavi, superó al portero con un disparo con la zurda ante Grant que se coló en la red después de que el balón tocara en la base del poste izquierdo.

El '7' azulgrana fue el jugador que se dejó ver en más ocasiones y el que generó mayor peligro. Más que extremo, Dembélé actuó como un media punta, con libertad para influir en el juego como rematador pero también como generador.

En la segunda mitad su rol fue el mismo, aunque tuvo menos participación. Disparó en el minuto 57 (alto), le blocaron algunos disparos y apenas brilló en el capítulo de las asistencias. Su perfil fue inferior al mostrado en el primer tiempo. Acabó como extremo por la derecha.

De esta forma, Dembélé, de quien se especula que acabará en el PSG tras quedar libre el próximo 30 de junio, puso fin a una etapa de cinco años en el Barça, que cerrará con 150 partidos oficiales, 32 goles y 34 asistencias.

Fue presentado como jugador azulgrana el 28 de agosto de 2017 y se convirtió en el futbolista más caro de la historia azulgrana tras abonar el Barça 105 millones de euros (más variables) al Borussia Dortmund. Poco después sería Coutinho quien le superaría.