Sport.es Menú

Carles Aleñá se cobró su penitencia en San Siro

El del Maresme volvió a jugar cuatro meses después y lo hizo a un alto nivel

Valverde ha elogiado en más de una ocasión a un futbolista muy fiable pero al que apenas ha hecho jugar

Carles Aleñá estuvo en permanente contacto con el balón ante el Inter
Carles Aleñá estuvo en permanente contacto con el balón ante el Inter | VALENTÍ ENRICH

Desaparecido. Así ha estado Carles Aleñá, y no por voluntad propìa, desde que pagara los platos rotos de la derrota en el debut liguero en San Mamés. Sustituido en el descanso sin ser, ni mucho menos, el peor del equipo ese día, el del Maresme ha tenido que pasar una larga penitencia hasta una nueva oportunidad. Y la supo aprovechar. En San Siro, el del Maresme llevó la batuta de un Barça plagado de canteranos y fue quien más pases dio de todo el equipo. Arriesgó y lo hizo con acierto.

Muchas cosas han pasado por la mente de Aleñá durante todo este tiempo. En la sala de prensa,  Ernesto Valverde ha elogiado al jugador. Reconoció hace unas semanas que el canterano merecía tener más minutos y ayer mismo, tras el partido, aseguró que es muy del agrado del tipo de fútbol que plantea Aleñá. Aseveraciones que no se han visto reforzadas donde realmente cuenta, en la tablilla de las alineaciones, con el argumento del 'overbooking' en el centro del campo, tan cierto como lo es que dos partidos en cuatro meses son del todo insuficientes, una miseria, para un futbolista de la talla de Carles Aleñá.

El mayor pasador

Frente a un Inter que se jugaba la vida, y sin poder alzar la cabeza y ver a Messi o a Luis Suárez, el partido de Aleñá en el Giuseppe Meazza fue significativo. De los centrocampistas, y de todo el equipo en general, fue quien tuvo un mayor contacto con el balón, siempre buscando al compañero mejor situado y arriesgando para romper líneas rivales.

Pese a que sus pases no son horizontales y de seguridad, sino que buscan hacer daño, acertó 79 y solo falló 14, una muy buena proporción. Superó en 6 a Rakitic en lo que a pases correctos se refiere, y en 10 al otrro centrocampista que partió como titular, Arturo Vidal. Aleñá se reivindicó y se cobró su penitencia en uno de los templos del fútbol.

El futuro

Está por ver si ahora habrá continuidad para Carles Aleñá o deberá atravesar un nuevo 'via crucis'. A nadie se le escapa que De Jong y Sergio Busquets son titularísimos y que Rakitic ha vuelto a entrar en los planes del 'Txingurri'. Aleñá lo sigue teniendo difícil, pero solo espera entrar en la rueda, lo que no había sucedido hasta la llamada de San Siro.

De ello dependerá su futuro en el equipo y en este sentido, los próximos partidos hasta terminar el año futbolístico serán significativos. Un futbolista de su imaginación y fiabilidad no pasa desapercibido en el mercado futbolístico y novias no le faltarán para un cambio de aires. 

El jugador es el primero en ser consciente que si no tiene minutos, lo mejor es un cambio de aires en forma de cesión, pero también es muy culé, hasta la médula, su gran sueño es ser titular en este Barça. Si le vuelven a dar otra oportunidad, la aprovechará. Seguro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil