La carambola de 10.000 euros que provocó el fichaje de Abde por el Barça

CONFIDENCIAL SPORT

El Valencia tenía atada su incorporación pero una cláusula añadida a última hora frustró la operación

El Barça selló su fichaje sobre la bocina abonando la cláusula de dos millones el último día de mercado

Abde Ezzalzouli es uno de los hombres de moda en Can Barça. El extremo marroquí de solo 19 años dejó muy buenas sensaciones en la segunda mitad del derbi. Abde entró tras el descanso reemplazando a Ilias y dio muestras de su gran capacidad de desbordar en el uno contra uno. Aunque no podrá jugar el martes ante el Benfica al no estar inscrito en Champions, todo indica que el joven talento seguirá teniendo protagonismo con Xavi mientras haya lesionados en la parcela ofensiva.

La realidad es que la vida le ha cambiado mucho en muy poco tiempo al extremo africano. De origen humilde, e instalado en Elche desde pequeño, estuvo a prueba en el conjunto ilicitano pero éste descartó su incorporación. Poco después, pasó a formar parte del Hércules, donde firmó con la intención de estar a caballo entre el filial y el primer equipo. Carmelo del Pozo, director deportivo del club alicantino, creyó en el potencial del jugador.

INICIO COMPLICADO EN EL HÉRCULES

El inicio en el Hércules no fue el esperado, ya que su protagonismo en el primer equipo quedaba reducido a los minutos finales de partido. Decepcionado, Abde pidió salir a finales de 2020. No era feliz y sin la confianza del entrenador no podía sacar su mejor fútbol.

ACUERDO TRUNCADO CON EL VALENCIA

Fue entonces cuando entró en escena el Valencia, dispuesto a firmar al atacante para el filial valencianista. La operación estaba encarrilada hasta que, a última hora, el Hércules incluyó una cláusula de penalización: si el marroquí no jugaba al menos 45 minutos en 5 partidos, el Valencia tendría que pagar una compensación económica de 10.000 euros. Desde la capital del Turia se negaron a aceptar y las negociaciones se rompieron.

DEL OSTRACISMO A LA TITULARIDAD

A partir de ahí, se hizo la luz para Abde. El relevo en el banquillo del Hércules lo cambió todo. David Cubillo fue relevado por Manolo Díaz y el nuevo técnico, exresponsable de la cantera del Real Madrid, otorgó galones al extremo, que pasó a ser una pieza indiscutible. El africano empezó a soltarse y en cuestión de dos meses, abril y mayo, mostró su enorme capacidad para encarar al adversario y desbordar cada dos por tres.

RAMÓN PLANES, EL MÁS RÁPIDO EN ACTUAR

El gran rendimiento de Abde llamó la atención de Ramón Planes, que estrechó el cerco sobre él. También el Real Madrid quiso meterse en la pelea, pero para entonces los azulgranas ya iban muy por delante. El traspaso al Barça se cerró sin dificultades, incluyendo algunos bonus dependiendo del rendimiento del atacante como azulgrana. Pero, de nuevo, las cosas se torcieron cuando parecían encarriladas. El Hércules exigía que el marroquí siguiera este curso 2021-2022 cedido en el conjunto alicantino, algo que no era del agrado del Barça, que lo quería ya para la presente temporada.

Tras unos días de tensión y nervios, y a pocas horas para el cierre del mercado veraniego, el Barça acabó depositando la cláusula de dos millones de euros para hacerse con los servicios del jugador de forma inmediata. Ahora, Abde está generando grandes expectativas como azulgrana. Y, seguramente, en Valencia se estén tirando de los pelos por haberse negado a aceptar esa cláusula de 10.000 euros. Detalles que pueden pasar factura y que, en esta ocasión, sonrieron al club catalán.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil