El Camp Nou, sin fútbol oficial azulgrana

Se cumplen 65 días desde el último partido, contra la Real Sociedad (1-0), el 7 de marzo

El tiempo máximo sin albergar fútbol de competición, con el Barça, fue de 140 días, en el verano de 1962

El Barça se prepara para el retorno del fútbol | Perform

¿Cuánto tiempo ha estado el Camp Nou sin fútbol oficial azulgrana? A día de hoy son ya 65 días, pero llegó a contabilizar 140 sin albergar la emoción que da la competición, ya sea por puntos o por eliminatorias. Si el balón empieza a rodar el fin de semana del 20-21 de junio, el Barça arrancaría en RCD Mallorca (jornada 28) y volvería a jugar en el Camp Nou, a falta de confirmación, el miércoles 24, festividad de Sant Joan. Y entre el último partido, el 7 de marzo contra la Real Sociedad (1-0) y el de ese día, contra el CD Leganés (jornada 29), habrán transcurrido 109 días (3 meses y 17 días). También se baraja el fin de semana del 13-14 como alternativa.

Desde que se inaugurara el gigante azulgrana en septiembre de 1957 se contabilizan ya 63 temporadas. Entre la fecha del último partido oficial de un ejercicio y el primero del siguiente, el Camp Nou ha vivido temporadas eternas sin fútbol y, otras, en las que pareció que se juntaban entre sí. Los vértices los encontramos en 1962 (140 días sin fútbol) y 2001 (solo 58 días).

Dejando de lado al Barça, el Camp Nou sí tuvo actividad con las selecciones internacionales, por ejemplo en la Eurocopa de 1964, el Mundial de 1982 o los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992.

Cerrado por vacaciones

Nunca mejor dicho. Así fue lo sucedido en 1962 para la afición barcelonista el verano de ese año. Fue el más largo sin fútbol oficial. El campo azulgrana bajó el telón el 25 de abril con un Barça-Estrella Roja (4-1) –semifinal, vuelta, de la Copa de Ferias– y la competición no regresó hasta el 12 de septiembre, con la final, vuelta, de la Copa de Ferias contra el Valencia (1-1).

El curso tuvo 1961-62 tuvo que ganar fechas para la preparación y la disputa del Mundial de Chile, en el que tomó parte España y, el Barça lo aprovechó para llevar a cabo una triple gira: primero por Grecia, después por Bélgica, Francia e Italia y, finalmente, por Uruguay, Paraguay, Ecuador, Colombia y El Salvador. El primer partido lo jugó en Atenas el 25 de mayo y el último en San Salvador el 29 de julio.

El fútbol hubiera podido regresar antes al Camp Nou, pero entonces el trofeo Joan Gamper todavía no había visto la luz. Lo hizo en 1966. La afición, de todas formas, pudo calmar su sed de fútbol con un amistoso contra el AEK de Atenas (6-1) celebrado el 25 de agosto. El Barça, en aquellos momentos, estaba comandado por Ladislao Kubala desde el banquillo.

Visto y no visto

En el otro extremo encontramos el verano de 2001. El telón bajó con un decepcionante Barça-Celta (1-1) de Copa, que supuso la eliminación del equipo de Carles Rexach del torneo del KO en semifinales. El partido tuvo lugar el 24 de junio y fue el último de Pep Guardiola como jugador azulgrana. El fútbol oficial volvió al coliseo barcelonista el 21 de agosto, con un Barça-Wisla Cracovia (1-0) correspondiente a la previa de la Champions League.

Antes se había jugado el Gamper (17 de agosto) contra el Parma (3-2). Pasaron solo 58 días, menos de dos meses, entre el final de una temporada y el inicio de otra. Visto y no visto. El hecho de que ese año no hubiera Eurocopa ni Mundial, aunque sí Copa América, hizo posible dilatar la temporada hasta finales de junio. Además, el Barça tuvo que adelantarla para preparar su concurso en la previa de la Champions League.

En el verano de 1997 sucedió algo similar: 59 días separaron el último partido oficial del curso 1996-97 del primero del 1997-98. Y eso que el Barça no acabó la Liga (de 42 jornadas) en casa sino en Vallecas, pero empezó la previa de la Champions en el Camp Nou el 13 de agosto contra el Skonto de Riga (3-2).

Más de 100 días

Un total de 26 veranos el Camp Nou ha estado huérfano de fútbol oficial más de 100 días. El actual periodo, provocado por la crisis sanitaria del coronavirus, por su singularidad, constituye un caso verdaderamente atípico y, como esos veranos, en este parón forzoso se superará el centenar de días sin competición.

De cumplirse los plazos previstos por LaLiga y contar con la aprobación del Ministerio de Sanidad para recuperar la actividad, a puerta cerrada, el fútbol podría volver al Camp Nou el 24 de junio. Si fuera así, el gigante azulgrana habrá permanecido 105 días cerrado.

De todas formas, pese a regresar el fútbol en esta fecha, las gradas del campo del FC Barcelona y la del resto de estadios seguirán vacías. El protocolo, por ahora, bajo ningún concepto, contempla esta posibilidad, aunque se podría abrir a una ocupación gradual manteniendo la distancia de seguridad.

En cualquier caso, con el tiempo, habrá que distinguir entre el regreso del fútbol oficial al Camp Nou y el regreso del público a las tribunas del estadio. En este último caso la cuenta, a día de hoy, parece que va para mucho más largo que la vuelta de la actividad deportiva.

Un caso atípico

En esta relación de días sin fútbol oficial en el Camp Nou destaca lo sucedido en 1996. La temporada, obviamente, tenía que empezar en el Camp Nou, pero no pudo ser debido al césped. El Gamper, para empezar, se trasladó al estadio de Montjuïc y el primer partido oficial, el de la ida de la Supercopa  ante  el Atlético (5-2), también se disputó en el mismo escenario el 25 de agosto.

El equipo, entonces dirigido por Bobby Robson y con Ronaldo como figura, regresó al Camp Nou para disputar el derbi (2-1, el 7 de septiembre). El césped no aguantó y el Barça volvió a ‘exiliarse’ en el complejo olímpico para afrontar la ida de la primera ronda de la Recopa, contra el AEK Larnaca (2-0).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil