Busquets, Piqué y Alba, una hipoteca de 200 millones

Busquets, Piqué y Alba, una hipoteca de 200 millones

Baño de masas a la llegada de los internacionales españoles a Barcelona tras clasificarse por la Final Four | David Bernabeu

Es la cantidad que le costarán al Barça hasta que acaben sus respectivos contratos

El problema con la masa salarial estará casi solucionado cuando acaben. Busquets, en el 2023 y Piqué y Alba, un año después

Lo ha reconocido recientemente el vicepresidente económico del Barça, Eduard Romeu. El grave problema que tiene el club con la masa salarial del primer equipo, si se sigue trabajando con rigor, llegará más pronto que tarde a su fin.

En estos momentos, la masa salarial del primer equipo está alrededor de los 610 millones de euros. El club quiere rebajarla en un mínimo de 150 millones. Para que su economía esté sana, pero también porque así se lo exigirá LaLiga que preside Javier Tebas. Y el club sabe que puede estar en esos números en la temporada 2024-25, aunque aspira a que pueda ser antes.

En buena parte, la solución llegará con el adiós de los capitanes. Y es que Busquets, Piqué y Jordi Alba le costarán alrededor de 200 millones de euros al Barça entre este ejercicio y el próximo, teniendo en cuenta que el de Badía, el único titular en estos momentos, acaba contrato el próximo 30 de junio, mientras los otros dos lo harán en el 2024. Su salida, de todos modos y teniendo en cuenta que ninguno de los dos cuentan para Xavi, podría adelantarse, debiendo las dos partes negociar la resolución de sus contratos.

Piqué y Alba presenciaron junto a Busquets el choque desde el banquillo

| Valentí Enrich

PIQUÉ Y ALBA

Las altas fichas de los tres son una hipoteca heredada por la actual junta directiva de la anterior. Por su cuantía y por las cantidades que fueron diferidas en tiempos de pandemia. Alguno de estos jugadores sí ha aceptado en los últimos años una rebaja de sueldo, pero los contratos siguen estando muy por encima de las cifras de mercado y se hacen ahora todavía más difíciles de asumir cuando Piqué y Alba han dejado de ser titulares para Xavi.

Son contratos que el club siempre ha dicho que respetará, pero para los que desearía encontrar una solución, posiblemente en forma de resolución, en los próximos meses para que esta hipoteca desaparezca.