Sport.es Menú

Busquets: "Creo que seré jugador de un solo un club"

El centrocampista habló para SPORT tras cumplir 500 partidos oficiales con el Barça

Repasó sus inicios con Rijkaard, la explosión con Guardiola y su madurez como capitán

 El centrocampista se la coló por donde menos se la esperaba el colchonero | LALIGA

Todo empezó en la Copa Catalunya, con Rikaard, en el final de la temporada 2006-06. ¿cómo recuerda su primer día en el primer equipo?

Era aún juvenil y fue una sorpresa que contaran conmigo. Pero estuvo muy contento. Ya había entrenado con el Barça B, alguna vez de forma esporádica con el primer equipo y fue muy ilusionante poder debutar, aunque no fuera oficial y jugar un ratito en la Copa Catalunya.

¿Qué le dijo Rijkaard?

Estaba medio alucinado de poder estar allí. No estaban todos los futbolistas del primer equipo, pero sí que había bastantes. Fue especial porque encima era en Sabadell, donde nací y vivía al lado. Cuando fui a salir me dio las instrucciones, pero tampoco nada en especial.

Usted ha sido titular en el 88,7% de los partidos desde que llegó al primer equipo, éste dato es definitivo para alcanzar con 30 años esta cifra tan alta de los 500 encuentros.

He tenido la suerte de ser jugar casi siempre un mínimo de uno o dos torneos de cruces y he llegado a finales. Excepto el primer año y un poco el segundo, siempre he tenido números muy altos de partidos, me han respetado las lesiones y he podido llegar a esta cifra grande, que ojalá no se pare y pueda dar mucho más el Barça.

De forma oficial debuta ante el Racing  en un contexto extraño porque inicia la temporada con una derrota en Ibiza con el Barça B y Luis Enrique lo deja en el banquillo en el segundo partido contra la Grama en el Mini… ¿siente que Guardiola lo rescató?

La ocasión dio para que pudiera entrenar más con el primer equipo. Luis Enrique tomó la decisión de que los que fuimos de gira y habíamos entrenado poco, disputáramos el primer partido, pero perdimos y no jugamos el segundo. Al equipo le fue bien porque ganamos ante la Gramenet y al tercer partido tampoco íbamos a jugar. Eso me permitió seguir entrenando con el primer equipo. Entre medio hubo la Copa Catalunya en la que tuve minutos en Sant Carles de la Ràpita porque los del primer equipo no fueron. Esto hizo que tuviera más opciones de quedarme y debutar con el Racing.

"Guardiola tuvo un impacto grandioso en mí, es único en su manera de leer los partidos y transmitir"

¿Cómo valora el impacto que Guardiola tuvo en usted?

Muchísimo. Está claro que me conocía, que sabía cómo era como jugador profundamente del año en Tercera, pero el impacto fue grandioso. Me dio la oportunidad, confió en mí, me hizo ser partícipe del mejor Barça de la historia, en un equipo con unos jugadores enormes y aprendí muchísimo para ser mejor jugador.

¿Su manera de ver el fútbol sigue siendo especial?

Sí, yo tengo un aprecio especial por lo que ha supuesto en mi carrera, por su manera de leer los partidos, de entender el fútbol, de darte las claves, de transmitir. Es único.

Usted llegó a decir que solo dejaría el Barça por Pep…

Dije que me lo pensaría y es normal que lo tenga muy en cuenta por lo importante que ha sido en mi carrera.

¿Con la renovación hasta el 2023 ya no se ve en otro sitio que no sea el Barça?

Nunca me he  visto en otro sitio, lo de Guardiola no lo dije porque me viera o no, sino porque lo debía tener en cuenta, como es normal. Siempre he dicho que mejor que aquí no estaré en ningún lado. Tanto yo como el club estamos hechos el uno para el otro. Puedo disfrutar de estar en mi casa, el mejor  club del mundo, con los mejores jugadores, de luchar cada año por los títulos y conseguir la mayoría. Esto prácticamente no lo puedes hacer en otro lado.

¿Le gustaría ser un ‘One Club Man’ (jugador de un solo club)?

Creo que lo voy a ser. Sí que es verdad que en el fútbol actual se ha abierto el abanico de cuando quieres dejar de competir a un nivel muy alto y exigente como los clubs punteros de Europa tengas la opción de ir a otras ligas exóticas, un poco diferentes.

"La gente se ilusionó mucho con el discurso de Leo sobre la Champions, pero es un torneo muy complicado"

Desde que Leo dijo que quiere ganar este año ‘esa copa tan linda’ solo se habla de la Champions, ¿es algo que el vestuario tenéis como prioridad?

La gente se tomó muy a pecho su discurso y se ilusionó mucho. Hemos tenido muy buenas actuaciones en Champions en un grupo difícil, pero es un torneo muy complicado. Tenemos en mente que en los últimos años no hemos estado bien. Cuando son eliminatorias de dos partidos ante equipos tops  si uno te sale mal, te puedes ver en la calle . Nos ha pasado en los últimos años y debemos estar preparados porque es lo que nos falta en los últimos años.

Volviendo a su trayectoria, ¿el 5-0 al Madrid de Mourinho es su mejor recuerdo o el partido más redondo que ha jugado en el Barça?

Son muchos años. He tenido la suerte de estar en un equipo que ha conseguido muy buenos resultados. Contra el Madrid hicimos un 2-6, 5-1, en casa el 5-0. Muy buenos resultados y es difícil quedarse con uno solo.

Cuando Guardiola ficha a Mascherano, usted pasa a jugar algunos partidos de central, pero no acaba de funcionar, ¿se demostró que quitarle de pivote era prescindir del mejor del mundo en su posición?

Fue por las circunstancias. Pep no tendría pensado que jugara allí mucho más  tiempo. Hubo lagunas lesiones, que cambiamos el sistema al 3-4-3 y en defensa me tocaba meterme más cerca del central. Pero no es que fuera una posición a largo plazo para mí. Es normal que no rindiera al cien por cien, Era una posición nueva y mis características se adaptan mejor al pivote que de central.

El Barça ficha a Mascherano, a Song, pero a partir de entonces ya no se ficha a otro pivote, ¿cómo lo interpreta?

Interpreto que siempre es bueno que haya competencia, que sea buena y sana para todas las posiciones. A partir de ahí hay unas prioridades y no se pueden reforzar todas las posiciones. Más como está el fútbol, que cada jugador te cuesta muchísimo de traer a nivel económico. Yo estoy dispuesto a competir con quien sea. Al final, la última palabra la tiene el  club. Han pasado muy buenos jugadores que han jugado de pivote.

¿Qué significó para usted entrar en el grupo de capitanes cuando se retira Puyol y además hereda su dorsal?

Puyol habló conmigo y me dijo que estaría encantado que lo llevará, que no habría nadie mejor para hacerlo. Para mí fue un orgullo. Era imposible decir ‘no’ a eso. Alcanzar la capitanía fue un momento muy feliz. Pasaba a ser capitán del Barça y lo era con un grupo de jugadores extraordinarios, con algunos que ya eran capitanes y otros que lo podían ser. Me eligieron a mí por delante y a partir de ahí es una responsabilidad y hay que tomárselo con naturalidad y representar lo mejor que se puede.

"Dembélé es un buen chico, queremos ayudarle y que nos dé mucho porque lo puede hacer"

Aunque en el sueldo de capitán entre gestionar situaciones como las de Dembélé.

No creas que sea tan difícil, desde fuera lo parece, pero no es así. Ousamne es un buen chico, joven, que ha venido de fuera, que requiere un proceso de adaptación. Es un grandísimo futbolista, queremos ayudarlo y que nos dé muchísimo porque lo pude hacer.

¿Cómo ve el estado de la cantera? Leo dijo en SPORT este verano que la Masia había perdido el impacto de años anteriores.

Partiendo de la base de la suerte que tuvo el club con la generación de futbolistas que salió, es difícil que se vuelva a repetir. Hay que ser conscientes de ello. A partir de ahí, influyen muchos factores: el nivel del jugador, que tengan la suerte que encuentren en la cantera gente preparada que los puedan dirigir muy bien, que confíen en ellos en el primer equipo, que las necesidades del primer equipo las puedan suplir los futbolistas del filial, que en el Barça B se hagan las cosas bien y ellos sean conscientes de lo que quieren, de la oportunidad que les van a dar y estén preparados cuando la tengan. No solo pueden pensar que tienen un buen nombre o se les vea como el nuevo Xavi o Iniesta, Puyol, Valdés. Que lo aprovechen y tengan la pizca de suerte de dar el paso porque ser jugador del primer equipo del Barça es muy difícil. Tienes que luchar contra los mejores del mundo en tu sitio. Tienes la suerte de hornada muy buena o cuesta más.

Se está cocinando a Oriol Busquts como el nuevo Busquets, ¿usted como lo ve?

Bien, tuvo la mala suerte de tener una lesión que ha cortado un poco su proyección, pero a la que se recupere y vuelva a coger su estado de forma óptimo y vuelva como estaba antes, seguro que va a ser un jugador muy importante, tiene condiciones para estar en el primer equipo, luego no es fácil mantenerse y competir. Ojalá lo pueda ser. Porque demás de un gran jugador y es consciente de lo que se requiere para esto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil