Bruins Slot: Adiós a la primera 'manita'

Un cáncer linfático acabó, a los 73 años, con el leal ayudante de Cruyff en el Barça entre 1988 y 1996

Destacó por ser un experto 'espía' de los equipos rivales y por su celebración del 5-0 al Madrid en 1994

La manita de Toni Bruins después del 5-0 al Madrid es una de las imágenes más icónicas de la historia del Barça | sport

El barcelonismo amaneció este lunes con la triste noticia del fallecimiento de Tonnie Bruins Slot, el leal ayudante de Johan Cruyff en el FC Barcelona entre 1988 y 1996. Tenía 73 años y desde 2016 peleó contra un cáncer linfático que, finalmente, lo venció el domingo 1 de noviembre.

Bruins Slot dejó huella en el Barça por su polivalencia y calidad humana. Llegó de la mano de Johan Cruyff —con quien compartía año de nacimiento (1947), también con Carles Rexach— y sus funciones fueron múltiples: desde elaborar los informes de los rivales a dirigir los entrenamientos. Además, como hombre de total confianza del Flaco, tenía plenos poderes en la logística (en más de una ocasión cambió el hotel de concentración del equipo por temas de comodidad o geográficos).

Destacó, especialmente, en la labor de ‘espía’. Se dijo, antes de jugar la final de la Copa de Europa en Wembley (1992), contra la Sampdoria, que podía ocupar el puesto del técnico rival, Vujadin Boskov por el profundo conocimiento que tenía del equipo genovés. Bruins, durante su etapa azulgrana, se pasó más tiempo en un avión que en su domicilio.

Cruyff, en una ocasión, dijo de él: “Es un auténtico amigo. Y yo, la palabra amigo, la utilizo muy poco”. Con Johan siempre estuvo muy unido, hasta en hablar un particular castellano, aunque ahí Bruins, irónicamente, siempre sacaba pecho: "No lo hablo muy bien, cierto, pero pongo de excusa a Johan, que lleva más tiempo aquí y lo habla peor que yo".

Anécdotas

La más célebre la protagonizó el 8 de enero de 1994, cuando Iván Iglesias firmó la ‘manita’ (5-0) contra el Real Madrid. Bruins celebró el gol con la afición y la mano extendida, mostrando bien los cinco dedos. Fue su manera de ‘vengarse’ de la, a su juicio, falta de deportividad que tuvo el Madrid semanas atrás en el Camp Nou, cuando ganó la Supercopa de España y ‘provocó’ a la afición dando la vuelta de honor.

En 2010 Gerard Piqué, tras otro 5-0, cogería su relevo. Bruins también intervino en el fichaje de Igor Korneiev a finales de agosto de 1994, cuando coincidió con el ruso en un restaurante y, 24 horas después, se cerró su fichaje.

Hombre de fútbol —jugó en el AZ’67 y Blaw-Wit y dirigió al Ajax interinamente en 1985 y 2005—, su padre dirigió al progenitor de los hermanos Koeman, Ronald y Erwin, Martin, cuando éste jugó en el Zaandam.

Dejó el Barça en abril de 1996, un mes antes del sonado divorcio entre Josep Lluís Núñez y Cruyff, para fichar por el PSV.  Trabajó con Koeman en el Benfica y Valencia y en 2011 regresó al Ajax para seguir haciendo informes de los rivales.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil