Un Brasil-Argentina sin blaugranas

Un Brasil-Argentina sin blaugranas

El resumen de la victoria de Brasil ante Chile (0-1) | Perform

La ausencia de culés en el superclásico sudamericano escenifica la pérdida de prestigio deportivo del club

Leo Messi tuvo que irse, el Kun está lesionado y Philippe Coutinho aún no debutó tras nueve meses de baja

No habrá representación blaugrana en el Brasil-Argentina (domingo a las 21:00 CEST), en Sao Paulo, de clasificación para Catar 2022. Una ausencia que va mucho más allá de cuestiones estadísticas y que ejemplifica exactamente cuál es el presente deportivo del Barcelona, en una etapa de devaluación financiera de la plantilla, sobre la cual tendría que erigirse un nuevo proyecto ganador.

El Barça es, sin duda, el club europeo que mejor ha sabido asociarse con el talento que nace en las dos superpotencias sudamericanas: de Di Stefano (robado con la artimañas de la dictadura franquista), a Evaristo de Macedo, de Maradona a Romario, pasando por Ronaldo, Rivaldo, Riquelme, Ronaldinho, Messi y Neymar.

El argumento que ni la Seleçao ni la Albiceleste en su versión de 2021 atraviesan su mejor momento histórico podría servir de coartada. La dura realidad, sin embargo, indica que los dos cracks de cracks, Leo Messi y Neymar Jr., que abanderarán a sus respectivos equipos sobre el césped de la Neo Química Arena, el feudo del Corinthians, ganaron la última Champions juntos en el Barcelona. Aún duele el adiós forzado del diez argentino de este verano. Y la huida malcriada, en el verano de 2017, de Ney a quien se intentó repatriarlo después, tuvo nefastas consecuencias deportivas y económicas para el club que aún se pagan. Lo peor es que los dos se han reencontrado en el PSG, archirrival del Barcelona.

En julio, Leo Messi ganó, por fin, una Copa América, con Maracanazo incluido, cuando estaba formalmente sin club. Sin embargo, el barcelonismo celebró como propio su triunfo ante Brasil (0-1), al lado del Kun Agüero, con el que debía formar ataque en el Camp Nou durante esta temporada. Aquel día, incluso actuó Emerson Royal, que ha acabado teniendo un paso fugaz como jugador del Barcelona.

El fichaje del Kun, que vino del City con la carta de libertad, era un intento para corregir una anomalía. El mejor jugador de la historia del club no compartía vestuario con ningún compatriota desde la salida de Mascherano. Eso sí, en los últimos cursos, había hasta cuatro jugadores franceses: Umtiti, Lenglet, Griezmann y Dembélé. Y, casualidades de la vida, cuando ha aterrizado en París se ha encontrado con cuatro argentinos: Ángel Di María, Leandro Paredes, Mauro Icardi... y su técnico, Mauricio Pochettino. Un ecosistema, que el Barcelona fue incapaz de crearle.

EL KUN AGÜERO Y PHILIPPE COUTINHO

Y en este primer proyecto deportivo de Joan Laporta, en su segunda etapa en la presidencia del club, la representación argentina y brasileña ha quedado resumida a dos futbolistas, el Kun Agüero y Philippe Coutinho, sobre los cuales, de forma directa o indirecta, sobrevuelan ciertas dudas sobre su posible rendimiento, que nada tienen que ver con el rol de Ronald Koeman. En el caso del ex de City porque fichó para jugar con Leo y ahora se ha lesionado hasta noviembre. Se desconoce cuál será su estado anímico cuando tenga el alta.

Philippe sigue llevando el 14 porque el club no le encontró comprador tras estar nueve meses lesionado. De hecho no ha jugado ni un minuto en este 2021, en el que ha pasado tres veces por el quirófano. Que los dos no estén en Sao Paulo este fin de semana es una fotografía de este Barça actual hecho de retazos.

Si el mediapunta carioca recupera el tono en Barcelona volverá a la Seleçao, porque es un futbolista por el cual Tite, su seleccionador, siente auténtica devoción. De momento, Lucas Paquetá ocupa su posición.

Por su parte, el futuro del Kun en la Albiceleste no está nada claro. El 9 titular de Lionel Scaloni es Lautaro Martínez y hay otros delanteros que cuentan con más confianza del seleccionador, como Nico González. Dependiendo de su temporada en Barcelona, Agüero mantendrá o no sus opciones de ir al Mundial de Catar, donde llegará con 34 años y medio.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil