El giro radical en la situación de Braithwaite

HISTORIA SPORT

El giro radical en la situación de Braithwaite

La situación de Braithwaite ha cambiado radicalmente un año después
La situación de Braithwaite ha cambiado radicalmente un año después | SPORT

Hace justo un año el danés se disfrazaba de héroe ante la Real en el primer partido de la Liga 2022/23

Desde la llegada de Xavi ha sumado la 'friolera' de 24 minutos: a pesar de comunicarle el de Terrassa que no contaba con él, sigue sin desvincularse en un pulso con el club

Qué felices se las prometía Martin Braithwaite el pasado 15 de agosto de 2021. Koeman lo colocaba de inicio como titular ante la Real Sociedad en el duelo inaugural de Liga. El danés se convertía en el héroe de aquella noche de verano con un doblete vital para amarrar los primeros tres puntos de la temporada. Fue el más feliz y salió aclamado por todos: prensa, entorno culé. Pero después de enlazar dos partidos más como titular, una grave lesión de rodilla lo hacía todo añicos.

Casi cinco meses después, el nórdico, ya con Xavi en el banquillo, volvía a estar apto para jugar. Y regresaba disputando 13' ante el Athletic en la eliminación de Copa. Parecía que quizás podía tener su papel como revulsivo con Xavi, pero nada más lejos de la realidad. Apenas acumularía 11 minutos más hasta final de temporada. Las llegadas de Adama, Ferran y Aubameyang le cerraron las puertas por completo. Dejó de existir para Xavi.

INVISIBLE PARA XAVI

Un técnico de Terrassa que le comunicó a finales de mayo que no contaba con él para el nuevo proyecto. Directo y conciso. El escandinavo decidió intentar convencerlo. Amarrarse y hacer lo imposible. Pero el segundo mensaje fue más contundente: no estaba incluido en el roster para la gira por Estados Unidos. Un mes después de aquello, Martin sigue manteniendo un pulso con el club. No acepta la carta de libertad y pide los dos años de contrato que le quedan, algo que el Barça no está dispuesto, ni por asomo a asumir.

El asunto no tiene visos, por ahora, de terminar nada bien. Martin está bien en Barcelona, los negocios (es uno de los futbolistas más ricos del mundo) le marchan viento en popa y no se prevé un desenlace próximo. Quizás drástico, pero podría tener graves consecuencias para el club.