Sport.es Menú

Un hat-trick de Messi tiñe LaLiga de azulgrana

El Barça fue superior a un Betis que murió fiel a sus ideas

Los de Valverde se colocan a diez puntos del Atlético y dejan LaLiga Santander vista para sentencia

Volvió el mejor especialista en faltas: así la clavó Messi por la escuadra para el 1-0 | LALIGA

El Fútbol Club Barcelona ya acaricia LaLiga Santander. Los azulgranas se llevan los tres puntos del Benito Villamarín con un partido práctico, marcando el gol preciso en cada momento y hundiendo a un Betis que murió fiel a sus ideas. Hat-trick de Messi y uno de Suárez para alejarse a diez puntos del Atlético y dejar LaLiga vista para sentencia.

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

Betis

1-4

Barcelona

Betis

Pau López; Sidnei, Bartra, Mandi; Joaquín, Guardado, William Carvalho, Tello; Lo Celso, Canales y Jese. También jugaron Loren, Laínez y Emerson.

Barcelona

Ter Stegen; Sergi Roberto (Semedo), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets, Rakitic (Aleñá, 88'), Arthur, Arturo Vidal; Messi y Suárez (Coutinho 88')

Goles

0-1, Leo Messi, min 17. 0-2, Leo Messi, min 45+1. 0-3, Luis Suárez, min 68. 1-3, Loren, min 81. 1-4, Leo Messi, min 86.

Árbitro

De Burgos Bengoetxea del Comité Vasco. Amarilla a Guardado del Betis. Y a Lenglet y Semedo del Barça

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 28 de LaLiga Santander entre el Betis y el FC Barcelona celebrado en el Benito Villamarín con 54.172 espectadores

Se protegía Valverde incrustando a Arturo Vidal en el centro del campo. Coutinho, al banquillo. 4-4-2 de manual. ¿Objetivo? Evitar el dominio verdiblanco de la primera vuelta. Pero no lo consiguió del todo. Fue como una montaña rusa. Betis y Barcelona protagonizaron un partido de idas y venidas, de posesiones intrínsecas y de balones perdidos en zonas comprometidas. Y cuando el partido está así mandan las individualidades. Los listos de la clase. Y de estos el Barça tiene a unos cuantos. Fue Arthur el primero en aprovecharlo. El brasileño provocó una falta perfecta para Messi. Ni muy cerca ni muy lejos. De esas que practica en el calentamiento. Y claro. No la desaprovechó. Primer disparo entre los tres palos del Barça y terminaba al fondo de la red de Pau López, enemigo público del argentino desde el pisotón en el derbi. Jarro de agua fría para un Betis superior, que había tenido en las botas de Jese el primer tanto del encuentro.

Se sobrepuso bien el Betis al gol azulgrana. El ex canterano Cristian Tello destrozaba la banda derecha azulgrana aunque nunca encontraba rematador. Y así se repitió en varias ocasiones. Pero perdonaron. También lo hizo Suárez. El uruguayo se quedaba solo tras un robo de balón de Messi y lanzaba, con la izquierda a las manos de Pau. Respiraba el Villamarín. Pero volvió Leo. El que parece que no está pero siempre aparece. Perdía el balón William Carvalho en el centro, movía bien el balón el Barça, despegaban sus dos puntas. Messi Suárez. Primero el argentino se la daba al uruguayo, le lanzaba el desmarque, se la devolvía sin mirar y de tacón y Leo no fallaba delante de Pau. Era el 0-2 en el descuento. Donde más duele. Se hundía el Villamarín, convencido que merecía más recompensa.

EL DUEÑO DEL CORRECALLES ES SUÁREZ

En la segunda parte más de lo mismo. El Betis intentando jugar como el mejor Barça. Salida de balón desde atrás, posesiones largas y defensa adelantada. Pero tiene un problema. Bueno, varios. No tiene a Messi. No tiene a Busquets. Y sufren a la espalda. Y eso, con un Barça dispuesto a correr, es un suicidio. El que más disfrutó en ese correcalles fue Suárez. El uruguayo se lo pasó en grande. Tanto que prefería asistir, desaprovechando dos claras ocasiones. Hasta que no tuvo más remedio que ir hacia delante. El azulgrana se iba zafando de los defensas que le salían al paso y terminaba definiendo bien en el uno para uno. Ahora sí. Golazo del uruguayo para cabrear a una afición del Betis que decidía que en el minuto 68 ya era momento de volver a casa.

Quedaban 20 minutos que sobraban a ambos equipos. Y se notó. El Betis tiró de orgullo y recortó distancias gracias al gol de Loren. Fue momento para experimentos y para dar minutos a jugadores del banquillo. Uno de ellos fue Emerson. Lateral brasileño que tiene cedido el Betis y que el próximo verano será jugador del Fútbol Club Barcelona. Emerson fue espectador de uno de los golazos de la temporada. De Leo Messi. ¿Quién sino? La estrella blaugrana buscaba su pierna izquierda y cuando todo el mundo se esperaba un golpe seco, la picaba, desde fuera del área, para que lentamente fuera cayendo hacia la portería de un Pau López que poco podía hacer. Completaba el hat-trick el argentino y recibía una espectacular ovación de la afición del Betis. El Benito Villamarín en pie se rendía ante el mejor jugador de la historia. Lo peor del encuentro fue la lesión de Suárez, que tuvo que ser sustituido. El Barça ya acaricia LaLiga.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil