El Benito Villamarín, garantía de puntos y sufrimiento para el Barça

El Benito Villamarín, garantía de puntos y sufrimiento para el Barça

Frenkie de Jong celebra un gol en el Benito Villamarín
Frenkie de Jong celebra un gol en el Benito Villamarín | Valentí Enrich

El conjunto blaugrana encadena nueve partidos sin perder en el estadio del Betis, aunque sus últimas dos visitas han sido muy disputadas

Los culés firmaron un inicio de siglo realmente malo en Heliópolis, pero no conocen la derrota allí desde la temporada 2010/11

El FC Barcelona tiene este fin de semana una oportunidad de oro para asegurar matemáticamente su participación en la próxima edición de la Champions League. Si asalta el Benito Villamarín, el conjunto blaugrana logrará el gran objetivo de la temporada y podrá centrarse en certificar la segunda plaza de la tabla, una misión que, en caso de ser exitosa, supondría una alegría para las mermadas cuentas culés por la clasificación para la Supercopa de España. El equipo de Xavi Hernández visitará un estadio en el que no pierde desde la temporada 2010/11.

Siete de las últimas nueve visitas del Barça al Real Betis Balompié han finalizado en triunfo visitante. Las otras dos han acabado en empate. El resultado global de todos esos enfrentamientos es de 10 a 26 a favor de los catalanes. Los números hablan por sí solos, pero también se desnaturalizan sin contexto. Aunque algunas de las victorias barcelonistas han sido holgadas (1-4 en las temporadas 2018/19 y 2013/14 y 0-5 en el curso 2017/18, por ejemplo), también ha habido triunfos muy sufridos y disputados en este período. Los dos últimos, sin ir más lejos, se rubricaron con un resultado muy ajustado (2-3) y con goles en los compases finales.

Debemos remontarnos hasta la campaña 2010/11 para recordar la última derrota blaugrana en el templo del Betis. El 19 de enero de 2011, el Barça perdió 3-1 en la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey. La eliminatoria estuvo lejos de teñirse de color verdiblanco, no obstante, porque la ida en el Camp Nou la había sentenciado (5-0), más si cabe teniendo en cuenta que en aquella época, evidentemente, la regla del valor doble de los goles a domicilio aún tenía vigencia. En la competición doméstica, los buenos resultados se alargan hasta 2008. El conjunto culé se dejó remontar un 0-2 (con tantos de Bojan Krkic y Samuel Eto’o) y cayó en Heliópolis (3-2).

Los precedentes recientes distan mucho de los de principios de siglo XXI. El Barça fue incapaz de asaltar el Benito Villamarín desde el 2000 hasta setiembre de 2005 (1-4). Cuatro derrotas y un empate en cinco compromisos. En el cómputo global, este siglo los registros culés en tierras verdiblancas son de ocho triunfos, cinco empates y seis derrotas.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil