Bartomeu: "Hay que dejar el club encaminado para la próxima junta"

El presidente analiza en SPORT el impacto de la crisis del Covid y asegura que la remodelación del Camp Nou es muy urgente

"No hay nadie que conozca mejor al Barça que esta junta, irse ahora sería una irresponsabilidad", argumenta

 Bartomeu desgranó por qué el FC Barcelona es uno de los clubes más afectados del mundo por la pandemia | Rubén Moreno

Josep Maria Bartomeu analiza en una entrevista en SPORT el impacto de la crisais del Covid-19 en el Barça, asegura que agotará su mandato para dejar el club preparado para la junta entrante y reconoce que el club debe poner en marcha con urgencia las obras de remodelación del Camp Nou para no quedarse atrás. "Somos el último gran club europeo sin un estadio nuevo o remodelado", advierte.  

¿La crisis del Covid afecta más a los grandes equipos?
Afecta sobre todo a los grandes: hay problemas por la falta de ingresos comerciales. No hay ‘ticketing’ ni museos, ni tiendas, ni palcos VIP. El Barça es el club del mundo que más ingresa, por lo tanto es el más afectado. Eso no quiere decir que no sigamos siendo el que más ingresa, pero la afectación es de las más grandes de Europa. A los pequeños y medianos les afecta mucho menos porque sus ingresos dependen básicamente de los ingresos de televisión, que siguen garantizados. En nuestro caso, la televisión supone un 25 por ciento del presupuesto. El resto son ingresos comerciales. Por eso es momento de agradecer a los patrocinadores, que siguen apostando por el Barça a pesar de que sus empresas también están sufriendo.
 
No está siendo una temporada fácil. ¿No se ha planteado irse?
No me voy por responsabilidad. En 2015 adquirí un compromiso con los socios. También hay un plan estratégico en marcha. Sería una irresponsabilidad que la junta se fuese ahora. No hay nadie que conozca mejor al Barça que los que estamos aquí. Nadie conoce mejor a los jugadores, a los técnicos, la UEFA, la FIFA, la RFEF, la Liga. El año que viene lo tenemos que dejar todo bien preparado y encaminado. Ahora la afectación es enorme y trabajamos para que la afectación sea inferior. Hemos creado una comisión ejecutiva especial para hacer seguimiento de todas las operaciones económicas en los próximos meses. La formarán dos vicepresidentes, Jordi Moix y Oriol Tomàs, el directivo David Bellver y Òscar Grau.  

¿Es su año más difícil como presidente?
La pandemia es algo absolutamente inesperado. A todos nos afecta. Pero lo más importante y urgente es prepararse para que no nos afecte ni nos condicione como junta. Nos tenemos que sobreponer. Sé que hay gente que lo está pasando muy mal. Es importante que dentro del club todos seamos conscientes de lo que está pasando para tomar las decisiones más adecuadas.
 
¿El ‘Barçagate’ se cerró en falso?
No. Se cerró con la auditoría de Price, que demostró que nadie metió la mano en la caja. No hubo fraude ni corrupción ni ningún encargo para difamar a los jugadores. El precio era de mercado, pero sí me preocupa que el proveedor no haya acabado sus trabajos. Esos trabajos tienen que acabarse. Tenemos retenidas facturas a ese proveedor hasta que no acabe los trabajos.

¿Cuándo podrá volver el público al Camp Nou?
Nos gustaría que cuanto antes mejor. Ojalá pueda ser cuando empiece la Liga. Nosotros ya pusimos en marcha el plan ‘Espai Net i Segur’ para preparar la vuelta de nuestros aficionados al campo. Ahora hemos tenido el caso del Fuenlabrada, y los positivos en otros equipos, pero se trata de seguir el protocolo.

El Espai Barça iba a ser su gran legado. ¿Teme que no salga adelante?
El Espai Barça me preocupa porque vamos con retraso. Ya se hablaba del Barça 2000 con Núñez… Siguió en 2003 con Laporta. No es que sea el legado de una junta o de un presidente, es un proyecto del club, aprobado por los socios en referéndum.  El club sabe que necesita remodelar el estadio. Primero, porque el estadio se hace mayor y segundo, porque estamos entrando en una era de nuevos ingresos, en buena parte relacionados con el estadio. Quiero que el proyecto se inicie cuanto antes: en abril estaba previsto un referéndum. Si el voto hubiese sido favorable, ahora el campo estaría lleno de grúas porque se empezaba en mayo a trabajar. No pudo ser. Este verano lo hemos perdido. La intención, pero también la necesidad, es que las grúas empiecen a trabajar el próximo verano.
 
¿Habrá un nuevo referéndum?
Hay que conseguir que el socio apruebe la financiación. Es lo que falta. El proyecto está acabado, los planos están hechos y estamos buscando la constructora. La financiación está aprobada pero falta que la apruebe el socio: es una financiación de 800 millones para todo el Espai Barça. Hay que hacer un referéndum. Se podría hacer en una asamblea, pero es un proyecto de club y deben votar todos los socios. Si vemos que es imposible hacer un referéndum, se podría pasar por la asamblea de compromisarios. Pero cuanto antes mejor. No podemos perder otro verano: nuestros rivales tienen estadios nuevos o los están remodelando. Somos el último gran club de Europa que no tenemos este trabajo hecho. Hay partes que pueden esperar, como las oficinas o quizá el Palau, pero el Camp Nou no puede esperar. Necesitamos remodelarlo lo antes posible.

En ese referéndum, ¿qué se le preguntará a los socios?
Si aprueban la financiación con Goldman Sachs, que nos presta el dinero sin garantías ni hipotecas. El dinero se devolverá con una parte de los ingresos extra que obtengamos a partir de que el estadio esté remodelado. Es un préstamo inusual. No existe en el mundo un préstamo así, sin garantías personales ni hipoteca. Goldman Sachs cree en el Barça y apuesta por asociarse al club en este proyecto. De esos ingresos extra, una tercera parte será para devolver el préstamo y el resto, para invertir en lo que se considere necesario.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil