El Barcelona tiene de plazo hasta el 30 de junio de 2021 para llegar a un acuerdo con Quique Setién

El Barcelona tiene de plazo hasta el 30 de junio de 2021 para llegar a un acuerdo con Quique Setién

Quique Setién ha demandado al Barcelona
Quique Setién ha demandado al Barcelona | sport

Así lo establece la normativa de la RFEF que obliga a la resolución del vinculo contractual con esa fecha como tope

En caso de no poder hacerlo, si tendría problemas para poder inscribir a Ronald Koeman o el entrenador que estuviera la próxima temporada

Este lunes por la noche Quique Setien dejó patente su situación respecto al contrato firmado con el Fútbol Club Barcelona y los motivos que le han llevado a demandar al club. Hasta el punto que nadie le había comunicado la destitución desde el club. 

Según hemos venido contando en el diario SPORT, conforme a la normativa federativa Quique Setien lleva desvinculado del club desde el mismo día que fue cesado como el Barcelona y además el club azulgrana tiene de plazo hasta el 30 de junio del 2021 para llegar a un acuerdo en su finiquito. De hecho Quique Setien está autorizado desde el mismo día de su destitución para poder firmar con cualquier equipo del fútbol profesional para poder dirigirlo esta temporada 2020-2021.

La clave radica en el artículo 163 del Reglamento de la RFEF sobre el cumplimiento de los contratos. En el mismo deja claro que "Tratándose de clubs de Primera y Segunda División masculina, la resolución del vínculo contractual con un entrenador, sea cual fuere la causa, no impedirá la expedición de licencia al sustituto que desee contratar".

El problema para el Barcelona surgiría si para entonces, el citado 30 de junio, no hubiera acuerdo con Quique Setien. Para eso hay que volver al citado artículo donde añade que "Sin perjuicio de ello, no se tramitarán ni renovarán licencias de entrenadores ni se librarán tampoco de futbolistas, a aquellos clubs que no hayan satisfecho o garantizado, al 30 de junio del año de que se trate, la totalidad de las cantidades que adeudasen al entrenador o entrenadores anteriores; tal impago determinará, además, y con independencia de otras posibles consecuencias reglamentariamente previstas, la suspensión de derechos administrativos y federativos".

Conviene recordar que Koeman se ha sentado esta temporada en el banquillo azulgrana sin que existiera todavía acuerdo entre el club y Quique Setién. Acuerdo que no es obligatorio en esta situación como consecuencia de la pandemia. Porque la norma exige que las cantidades deben estar resueltas a 30 junio de la temporada en curso pero la pasada concluyó el 17 de julio y además, en el caso de Quique Setien, no fue destituido hasta el 17 de agosto. Luego el Barcelona tiene de plazo hasta el 30 de junio próximo para resolverlo. Si para entonces el Barcelona no hubiera alcanzado ese acuerdo económico, entonces el club no podrá tramitar la licencia del entrenador para la temporada 2020-2021.

Ya sea tanto de Ronald Koeman como en caso de que el futuro presidente azulgrana decidiera por otra opción para el banquillo del Fútbol Club Barcelona. Como acredita el artículo, no sólo podría tramitar la licencia del entrenador sino de cualquier otro fichaje que quisiera realizar para la plantilla.